El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró la invalidez del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut), defendido por el presidente Andrés Manuel López Obrador como una medida para “proteger al pueblo”.

Con nueve votos a favor, los ministros aprobaron en sus términos el proyecto elaborado por la ministra Norma Piña, el cual consideraba que el Padrón genera “una afectación a los derechos a la privacidad, intimidad y protección de datos personales que no resulta razonable”.

Con ello, se declaró inválido el decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, aprobadas en 2021 pero actualmente suspendidas.

Para que el proyecto fuera aprobado – y así el Panaut fuera declarado inconstitucional – se necesitaba que ocho de los 11 ministros votaran a favor; por lo que procedió al contar con una votación unánime.

Las modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión hicieron obligatorio entregar datos personales como nombre, domicilio y biométricos para acceder a una línea de telefonía celular.