El gobernador del estado, Miguel Ángel Navarro Quintero, dialogó con los locatarios del mercado Z. Larios, asegurándoles que, si no llegan a un acuerdo con Geraldine Ponce, en el mercado no se construirá nada

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; martes 26 de abril del 2022.- Si no hay acuerdo entre locatarios del Mercado Z.  Larios y las autoridades municipales, no habrá expropiación del lugar  para construir de la Ciudad de las Artes Indígenas, este fue el compromiso del gobernador de Nayarit,  Miguel Ángel Navarro Quintero, tras  dialogar con los comerciantes inconformes.

El mandatario nayarita dialogó  con los comerciantes de este mercado quienes lo abordaron al término de la conferencia de prensa semanal que en esta ocasión se llevó a cabo en la cacha de Voleibol “Ricardo Velarde” del Paseo de la Loma.

La preocupación de los locatarios es quedarse sin fuente de empleo al momento de que se les expropie sus negocios para construir  este proyecto destinado a comercializar la artesanía de los pueblos originarios y expresaron que nunca han sostenido un encuentro con la alcaldesa Geraldine Ponce para que les informe  cómo y dónde se les reubicará.

Además señalan que los 40 locatarios no quieren ser reubicados porque la clientela acude al lugar desde hace tres décadas.

Tras escucharlos pacientemente pese a que muchos de los locatarios estaban exhaltados y a gritos exigen una solución, el mandatario dejó muy claro que si no hay acuerdos entre las partes involucradas, no habrá construcción en el mercado.

“Yo lo único que comprometo es que si no hay un acuerdo, no se construye, sino hay acuerdo, no se construye nada”.

Ante los medios de comunicación ahí presentes, el Gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero insistió que si no hay mayoría, no se construirá este proyecto pero, los locatarios deben poner de su parte para que este lugar deje de ser un nido de malvivientes dado al abandono de la mayoría de los locales.

“Lo que sí es que yo desearía pedirles que también, el Z. Larios mejorara”, pidió el gobernante.

Por lo pronto, se pactó un encuentro formal entre gobierno estatal y las partes involucradas en este conflicto en los próximos días para que se den a conocer la postura de cada uno y las opciones que tienen de reubicación, de persistir la intención de mantenerse en ese lugar, se respetará y no habrá nuevo proyecto.