Barvinkove. El primer obús ruso lanzado desde una colina ha caído en un campo cercano. “Ahora corrigen, esto llevará algunos minutos y luego caerá por todos lados encima nuestro y de la ciudad”, advierte Yegor, un soldado de 34 años.

En la caótica batalla por Barvinkove, en el frente este de Ucrania, aparece con tejanos y chaleco antibalas Sviatoslav Vakarchuk, el cantante más famoso de Ucrania, del grupo de rock Okean Elzy. Un soldado corre hacia él para tomarse un selfi.

“Hemos venido a levantar la moral de las tropas, ver a los chicos, les cantaré alguna cosita”, dice a la Afp la estrella de 46 años, llegado con su guitarra.

“Su moral es fenomenal”, asegura, sin apartarse de su misión. “Bueno, no están contentos de estar aquí (…) Pero están muy determinado y decididos por la victoria. Es por eso también que venimos, para que comprendan que irá bien”, añade.

Pero después de dos meses en este frente caliente de la guerra y de dos duras semanas tratando de contener la ofensiva ordenada por el Kremlin en esta región ahora prioritaria, las cosas no van tan bien.

“En el plano de la moral, la situación es complicada. No es todo rosa”, confirma a Afp Irina Ribakova, oficial de prensa de la 93ª brigada.

“Por supuesto, estábamos preparados para esta guerra, sobre todo para el ejército profesional, pero para los reclutas, es más complicado”, explica la militar, mientras se oye el estruendo de un ataque de represalia ruso.Continuar leyendo