Ocho millones de mexicanos padecen “la enfermedad crónica más común de las vías respiratorias”: el asma, un mal que afecta a personas de todas las edades, que suele ser confundida con otros males y que es incurable aunque “completamente tratable”.

En víspera del Día Mundial del Asma (3 de mayo), expertos convocados por la farmacéutica Sanofi ofrecieron una rueda de prensa para hablar de los “mitos” que hay en torno a esa enfermedad que padece una de cada diez personas en el mundo.

Said Arablin Oropeza, inmunólogo clínico, explicó que la gran mayoría de los pacientes “se van a controlar bien con medicamentos inhalados”, siempre y cuando se acompañen de las dosis correctas y de medidas obvias como dejar de fumar.

El “control” de la enfermedad permite una vida normal, pese al carácter crónico del mal, aunque no existe un tratamiento único.

El especialista citó los protocolos que siguen los médicos para identificar y tratar la enfermedad, que permiten identificar si se está frente a un paciente controlado o no (por ejemplo, un paciente no controlado sería aquel que presente síntomas diurnos más de dos veces por semana).

Un segmento aparte lo representan entre 5 y 10 por ciento de los pacientes, que padecen “asma grave” y no responden a los tratamientos comunes. En esos casos, la enfermedad puede llevar a la muerte (6.5 muertes por cada 100 mil habitantes se registran en el mundo, según cifras de 2017).

La inmunóloga Ana del Carmen García explicó que el asma puede aparecer en cualquier etapa de la vida, pese a que existen mitos como que un niño que la padeció la superará al llegar a la adolescencia,

El asma se asocia a otras enfermedades como alergias alimentarias, dermatitis atópica, rinosinusitis crónica y enfermedad respiratoria exacerbada por aspirina.

“Existen muchos fantasmas que nos pueden confundir “, dijo la especialista, por lo que es necesario un diagnóstico certero para brindar el tratamiento adecuado a este mal que, en México, “es un problema de salud pública”

Lirio Solano, pediatra experta de la farmacéutica, dijo que es necesario “aumentar la comprensión sobre el impacto del asma grave no controlada” (para la cual Sanofis tiene ya tratamientos). Detrás de ella se leía uno de los lemas de la farmacéutica: “Apoyamos a los pocos que padecen enfermedades raras y a los millones que padecen enfermedades crónicas”.

Sanofi es una de las cinco big farma (con Pfizer, Roche, Johnson&Johnson, Merck y Novartis) que multiplicaron sus ganancias con la pandemia (en 2020, la farmacéutica de origen francés las cuadruplicó). En el caso de México, en ese año Sanofi tuvo el primer lugar entre sus competidoras, con ventas de 14 mil millones de pesos.