Ante la situación que prevalece de una elevada inflación, que ha llevado a subir las tasas de interés y por lo tanto a un posible encarecimiento del crédito, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomendó a la población comparar las condiciones de este antes de contratarlo, además de proteger los ahorros ante una eventual pérdida de valor, e invertirlos en instrumentos como los Certificados de la Tesorería (Cetes).

En un análisis, la dependencia precisó que el efecto de este probable aumento, no será igual para los distintos tipos de crédito ni mucho menos se dará a un mismo tiempo, por lo que destacó que los interesados en contratar un financiamiento, deben evaluar con mayor cuidado la oferta, comparar y analizar sus términos y condiciones, a fin de evitar pagar más no sólo en función de la tasa, sino también por las comisiones que se cobran.

Reveló que alrededor del 71% de las personas que tienen un crédito o una tarjeta, no comparó otros productos similares antes de su contratación, situación que ahora los puede tener pagando mucho más por lo mismo.

Como ejemplo, mencionó que la diferencia de un punto porcentual en un crédito hipotecario de 1 millón 200 mil pesos a 15 años, puede implicar pagar 141,000 pesos más a su término.

La Condusef consideró que los productos de crédito con tasa de interés variable o los denominados en alguna moneda distinta al peso, deberán ser evaluados con mayor detenimiento, ya que muy posiblemente serán los primeros en experimentar aumentos ante las presiones inflacionarias que se presentan a nivel internacional.

En contraparte, aquellas personas que ya tengan contratados productos de crédito a tasa fija no verán afectación alguna, en tanto esté vigente y no incurran en impagos.

En el caso de la tarjeta de crédito, cuya tasa de interés es variable y fluctúa mes a mes, la comisión recomendó a los tarjetahabientes pagar más del mínimo requerido, y con ello evitar costos mayores.

También, llamó a tener mucho cuidado al consultar las aplicaciones digitales, ya que en algunos casos, dijo, no señalan con claridad las tasas de interés que cobran y las comisiones que pueden aplicar.

Consultar catálogo de productos y servicios financieros

Por lo anterior, la Condusef exhortó a comparar con mucha atención lo que el mercado ofrece de acuerdo al tipo de crédito que se pretende contratar, para lo cual se pueden utilizar las herramientas que tiene a disposición, como el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros, así como los simuladores y comparadores.

De igual forma, poner más atención en los niveles de endeudamiento y en la capacidad de pago, sobre todo cuando los créditos tengan una tasa de interés variable; y si ya se optó por comprar un auto o vivienda, señaló que es importante evaluar anticipar la operación, para evitar un posible encarecimiento del crédito y que el aumento de precios merme el dinero que ya se tiene apartado para ello.

Cuidar el ahorro

Por otra parte, la Condusef destacó que otro efecto de la inflación es que el dinero alcanza para menos, por lo que hay que tomar acciones para protegerlo y pueda dar un rendimiento, lo que es posible, expuso, si se toman unos minutos para investigar opciones al alcance de la mano.

Una de estas, refirió, es invertir Cetes desde cantidades de 100 pesos, o en Pagarés con Rendimiento Liquidable al Vencimiento (PRLV), desde 10 mil, para así sacarle más provecho al dinero que ahora se tienen inactivo o en una cuenta tradicional.