“Los padres decidirán el orden de prelación de los apellidos de los hijos, según ellos convengan; es decir, al existir acuerdo entre el padre y la madre”, sostiene Carlos Manuel Merino Campos, gobernador del estado.

Una iniciativa con proyecto de decreto en la que se reforman diversas disposiciones del Código Civil para el estado de Tabasco, se envió al Congreso local, cuyo objetivo es que los padres puedan elegir el orden de los apellidos de sus hijos sin que necesariamente el paterno tenga que ir antes que el materno.

El código dicta, en su artículo 47, que “el nombre de las personas físicas se forma por el nombre propio y los apellidos paternos de sus progenitores”.

En septiembre de 2020, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) otorgó un amparo a una pareja tabasqueña para que pudiera cambiar el orden de los apellidos de su hijo, por lo que se consideraría como el primer caso registrado en la entidad que permitió a padres de familia poner por delante el apellido materno sobre el paterno.

Mediante redes sociales, el gobernador Carlos Manuel Merino Campos aseguró que encausó al titular de la Secretaría de Gobierno del Estado, Guillermo del Rivero León, para que presentara esta propuesta con el fin de que la entidad esté acorde a la determinación de la SCJN, que en diciembre de 2021 resolvió que los padres tienen derecho a decidir el orden de los apellidos de sus hijos.

“Los padres decidirán el orden de prelación de los apellidos de los hijos, según ellos convengan; es decir, al existir acuerdo entre el padre y la madre, el apellido materno podrá ser primero o viceversa”, dice parte del tuit que compartió el Ejecutivo estatal y en el que añade una fotografía de la iniciativa.