El gobierno mexicano presumió hoy la captura de una lista de capos y las confiscaciones de drogas, armas y vehículos, y el gobierno de Estados Unidos agradeció el esfuerzo de sus “socios”.

 Para resaltar los logros del Entendimiento Bicentenario, el nuevo marco de cooperación en seguridad entre México y Estados Unidos, los representantes de ambos países repitieron las viejas fórmulas de la Iniciativa Mérida: el gobierno mexicano presumió la captura de una lista de capos y las confiscaciones de drogas, armas y vehículos, y el gobierno de Estados Unidos agradeció el esfuerzo de sus “socios”, pero insistió en que “nosotros tenemos que hacer más y el gobierno mexicano tiene que hacer más”.

En un evento llevado a cabo hoy en la Cancillería, el embajador de Estados Unidos en el país, Ken Salazar, insistió en varias ocasiones en la necesidad de “romper las cadenas del tráfico de personas” –es decir, atender el tema migratorio–, y señaló que la Agencia Antidrogas (DEA) está “trabajando aquí para apoyar, no para atender”.