Detienen al soldado ruso que le pidió a su esposa permiso para violar a mujeres ucranianas Un soldado ruso que le pidió permiso a su esposa para violar mujer ucranianas en el marco de la guerra, fue capturado por las fuerzas de Kiev cerca de Izium, en la provincia de Járkiv. La conversación entre ambos había sido interceptada por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU), trascendió hace una semana y provocó la indignación mundial.

La detención fue confirmada a Telegram por el exdiputado disidente ruso, ahora en el exilio, Ilya Ponomarev. El hombre fue identificado como Roman Bykovsky, de 27 años, originario de Borel, en Rusia, y su esposa, Olga.

En el pequeño fragmento de la charla, difundida la semana pasada, el soldado y su esposa hablan entre risas cuando ella lo autorizaba a violar a mujeres ucranianas con la condición de que no se lo dijera y que usara preservativo.

“Andá allá, viola mujeres ucranianas y no me digas nada, ¿entendiste?”, le dice la mujer a su marido entre risas. “Entonces, debería violarlas y no contarte nada ¿De verdad puedo?”, pregunta él. “Sí, pero no me cuentes nada y usa protección”, afirma ella.

El SSU sumó a la información que ratificaba su compromiso para “expulsar este espíritu maligno de Ucrania lo antes posible”.