El Juzgado Segundo de Distrito en Tamaulipas, sentenció a 18 integrantes de Los Zetas con condenas de 14 hasta 58 años de prisión por estar involucrados en el secuestro de migrantes en el municipio de San Fernando.

El Juzgado Segundo de Distrito con residencia en el estado de Tamaulipas, sentenció a 18 integrantes de la organización criminal conocida como Los Zetas con condenas de 14 hasta 58 años de prisión por estar involucrados en el secuestro de migrantes en el municipio de San Fernando a los que los obligaban a ingresar a sus filas para enfrentar a su entonces enemigo el Cártel Del Golfo de quien se separó en el 2010, creando una narco guerra que hasta la fecha sigue cobrado cientos de vidas.

Se trata de los casos donde los migrantes eran interceptados por Los Zetas cuando viajaban en autobuses de línea que iban rumbo a la frontera con los Estados Unidos. 

Los Zetas controlaban el municipio de San Fernando y con retenes bajaban a los pasajeros.

Fue hasta en abril del 2011 cuando las autoridades federales encontraron 193 cadáveres en 47 fosas que resultaron ser personas que desaparecieron a manos de Los Zetas y que durante ese tiempo el cartel estaba catalogado como uno de los más sanguinarios del país por su crueldad.

Las matanzas eran porque se resistían a formar parte de la organización, o por el hecho de aparecer como sospechosos y creer que se iban a sumar a las filas del Cártel Del Golfo.

La Fiscalía General de la República informó que los elementos de prueba obtenidos de las diligencias efectuadas por el Ministerio Público Federal (MPF), de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) permitieron que el juez los encontrara responsables.

Los delitos son diversos y de acuerdo al comunicado a uno de ellos identificado como Juan Pablo Cabrera Escalante “Comandante Cacharpa”, recibió una pena de 58 años seis meses de prisión y 13 mil 650 días multa por los ilícitos de delincuencia organizada; portación de armas de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Le sigue Jovana Susano Cruz o Jobana Susano Cruz “Güera”, con una condena de  57 años y mil 775 días multa por delincuencia organizada, secuestro y posesión de cartuchos también de uso exclusivo.

Mientras que Julio César Lugo Chaca “Sami” y/o “Chimuelo”,  Sergio Córdova Martinez “Diablo”, José Mauricio Oñate Rodríguez, Samuel Moreno Saavedra, Rolando Coronado Uñate, Claudio López López,Mauricio Rodríguez Cervantes, Santitos Reyes Villa Olvera “Chacho” y/o “Santos” sentencia de 43 años seis meses de prisión y seis mil 995 días multa por los delitos de delincuencia organizada, secuestro y portación de arma de fuego de las reservadas para el uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Heber Alfredo Ahumada Banda o Ever Ahumada o Ever Alfredo Ahumada Banda “Cholo”, 42 años seis meses de prisión y siete mil 165 días multa por delincuencia organizada, contra la salud, en la modalidad de “narcomenudeo”; portación de armas de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo.

Adela Yudith Ochoa Marmolejo y Júpiter Almer Cano Guerra, se les impuso 34 años de prisión y seis mil 975 días multa por los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo mientras que a Erick Rubén Zetina Hernández “Guacho”, 28 años seis meses y seis mil 675 días multa por delincuencia organizada, portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo.

Jonny Torres Andrade “Sombra”, 15 años y seis mil 375 días multa por el delito de delincuencia organizada.

Javier Méndez San Juan “Tripa” y Edgar René Méndez Acosta “Barbas”, 14 años un mes, 15 días de prisión y 281 días multa por los ilícitos de contra la salud, en la modalidad de posesión del narcótico comúnmente denominado marihuana, con fines de comercio; portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, agravado.

Para Julieta Maricela Almaguer Reyes, 13 años de prisión y 280 días multa por los ilícitos de contra la salud en la modalidad de “narcomenudeo”, en la hipótesis de posesión con fines de comercio; portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso exclusivo.

Tras darse a conocer las atrocidades, en los meses de marzo, abril, mayo y junio del 2011 fueron detenidos bajo una orden de aprehensión para ser llevados ante el juez que hoy los condenó

La guerra entre Los Zetas y Cártel del Golfo cobró cientos de vidas en diferentes ciudades de Tamaulipas y de otros estados como Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas.

Hoy en día volvieron a unirse y enfrentar a la escisión de los Zetas conocida como el Cartel Del Noreste.