El gobernador del estado dejó bien en claro que hay cero tolerancia a la violencia contra las niñas y mujeres 

Por Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit; miércoles 4 de mayo del 2022.-El principal delito en Nayarit está relacionada con la violencia de género, por ello, el Gobierno del Estado va con todo para abatir esta problemática que ha cobrado la vida de varias mujeres.

Desde que arrancó la presente administración del mandatario Miguel Ángel Navarro Quintero se dejó en claro que hay cero tolerancia a la violencia contra las niñas y las mujeres, informó el Secretario General de Gobierno, Juan Echeagaray.

Pero no quedan estas palabras en el discurso, precisamente en estos momentos, la titular del INMUNAY, Margarita Morán se encuentra en la ciudad de México para delinear una serie de acciones que se aplicarán en los 20 municipios de la entidad.

Si bien, desde el 2017 existen 7 municipios de Nayarit con alerta de violencia de género, este programa que comenzará en los próximos días y que involucra a  diversas dependencias se aplicará en toda la entidad.

“Precisamente la titular de INMUNAY está en la ciudad de México para implementar ya los operativos que se van a dar no solo en la capital sino en todos los municipios por una exigencia de la Secretaría de Gobernación porque somos un estado que tenemos alerta de género”.

Adelantó que será un programa interinstitucional donde intervendrán las áreas de educación  para inculcar desde la niñez el respeto y las áreas de salud para detectar casos de mujeres que llegan con golpes a fin de canalizarlas para su atención integral.

Y es que es mejor prevenir que combatir el problema, como lo hicieron anteriores administraciones al dejar que creciera este cáncer social.

“Que se involucren lo que es la Secretaría de Educación, los Ayuntamientos, lo que es un todo para poder bajar esa alerta de género que tenemos en Nayarit y sobre todo el índice que tenemos de violencia intrafamiliar”, indicó Juan Echeagaray.

También desde el seno de la familia, los padres de familia deben de poner su grano de arena para que los menores crezcan con pleno respeto a las mujeres.