Adalina Dávalos , esposa de Jaime Rodríguez Calderón , aseguró que su cónyuge, más conocido como “El Bronco”, es “un preso político” del gobierno de Samuel García Sepúlveda . “Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; secretario de Gobernación; ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), soy Adalina Dávalos, esposa de Jaime Rodríguez Calderón, quien hace casi 50 días fue detenido, procesado y exhibido de una manera denigrante e ilegal”, dijo la mujer en un video compartido en redes sociales.

“Está recluido por un supuesto delito electoral, sin que a la fecha haya un juez competente que acepte llevar su caso. El que lo vinculó ya no sabe qué hacer. Usted (presidente López Obrador) ha mencionado en reiteradas ocasiones que en su gobierno no hay lugar para los abusos y excesos de poder”, expuso. Adalina le externó su preocupación al presidente López Obrador “no sólo por la situación que vive mi familia, sino por todas las familias de Nuevo León”. “Si esto sucede con quien fuera alcalde, diputado, gobernador y excandidato a la presidencia de la República, ¿qué nos espera a los ciudadanos que habitamos este estado? Le pido justicia señor presidente, confiamos en

usted”, concluyó.

El 1 de mayo, el exgobernador Jaime Rodríguez Calderón fue trasladado a un hospital público, informó su defensa. “Desde su aprehensión, don Jaime Rodríguez ha presentado problemas de salud delicados. Esto se ha hecho reiteradamente del conocimiento de los dos distintos juzgadores de control del estado de Nuevo León, que han conocido de los dos distintos procedimientos penales que se siguen actualmente contra el citado exgobernador, así como de las autoridades penitenciarias”, expuso el equipo legal del exmandatario en un comunicado. Después de que la defensa del exmandatario solicitara su traslado, el 30 de abril el juzgador José Antonio Almaguer Garza ordenó fuera atendido fuera de la prisión, en un hospital. “Las autoridades penitenciarias trasladaron a nuestro citado defenso a un hospital público, desacatando en sus términos la categórica resolución del juez de control al respecto”, dijo la defensa de Jaime Rodríguez. El equipo legal que representa a Calderón exigió que su cliente fuera llevado a un hospital privado. “La situación (el llevar a Rodríguez a un hospital público) ha motivado a que la defensa no tenga mayor opción que acudir a denunciar penalmente esos injustificados hechos, y a acudir a todas las instancias jurisdiccionales para remediar esa circunstancia que sin duda es contraria a derecho”