Sebastián es un niño de cinco años que vive en Albuquerque, Nuevo México, como muchos niños de su edad no sabe amarrarse las agujetas de los tenis, pero sabe escribir en 10 idiomas, las capitales del mundo y la tabla periódica, él aprendió a leer antes que a caminar.

A los 18 meses el pequeño se obsesionó con un rompecabezas de letras de madera y empezó a deletrear palabras cortas como perro o gato, seis meses después era capaz de deletrear 200 palabras.

Sebastián pertenece al espectro autista y sus padres, Ryan Esposito y Amanda hicieron una cuenta de Instagram y Tik Tok con los usuarios @litttle.einstein, con el objetivo de mostrar que no todos los niños son iguales pero todos son geniales, en su cuenta muestran los conocimientos del pequeño genio.

La facilidad con la lectura y escritura del ‘pequeño Einstein’, se llama hiperlexia, sin embargo, la condición de Sebastián como niño con autismo le dificulta comunicarse con las personas de su entorno.

Para el pequeño es difícil comunicarse oralmente por lo que sus padres se comunican con él escribiendo, desde pequeño le preguntaban qué quería comer e incluso le enseñaron a ir al baño dándole instrucciones escritas.

Sin embargo, para comunicarse en casos de urgencia como si se lastima o se cae, sería un inconveniente tener que esperar una respuesta escrita.

El nacimiento de Sebastián el 19 de julio de 2019 fue complicado ya que ‘se atoró’ en el canal de parto, cuenta su padre, por lo que los médicos le dijeron que era posible tanto como Sebastián y su madre no sobrevivieran, sin embargo ambos lograron hacerlo a pesar que de que el bebé pasó nueve días en cuidados intensivos.

Los padres del pequeño aseguran que han aprendido muchas cosas de Sebastián, como por ejemplo que Kazajistán es el país más grande del mundo sin litoral, recuerda con humor Ryan.