“Nosotros no podemos estar a favor de ninguna invasión pero al mismo tiempo procuramos ayudar a que se dialogue y se busque la paz”, declaró el presidente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó el miércoles nuevamente que tenga previsto aplicar sanciones contra Rusia, tras la invasión a Ucrania, pocos días después de que Estados Unidos dijera que esperaba que el país latinoamericano se sume a esas medidas.

En marzo, poco después del inicio de la operación bélica rusa, el mandatario afirmó que su país no iba a tomar represalias de tipo económico contra la nación euroasiática y rechazó la “censura” impuesta por empresas de redes sociales y la Unión Europea contra los medios estatales rusos RT y Sputnik.

“Acerca de sanciones, nosotros no planteamos eso. Sigue la misma política, no queremos meternos nosotros de manera directa a sancionar a ningún país, queremos tener una postura de neutralidad”, dijo el miércoles durante su conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional.

A finales de abril, un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Joe Biden dijo que Estados Unidos espera que México se una a la imposición de costos a Rusia por su invasión a Ucrania, ayudando a aplicar sanciones a Moscú. 

López Obrador recordó que su administración ha mantenido ante Naciones Unidas esa postura contraria a las represalias, que volvió a defender con el argumento de que si se abre un diálogo entre los bandos, México estaría en mejor posición para participar si se lo solicitaran.

“Nosotros no podemos estar a favor de ninguna invasión pero al mismo tiempo procuramos ayudar a que se dialogue y se busque la paz”, agregó.

El presidente criticó también a la nación vecina por no haber desembolsado todavía unos fondos de ayuda comprometida para Centroamérica y, en cambio, haber destinado en pocos días una cantidad mucho más grande de dinero para las tropas ucranianas.

“Cómo el Capitolio resuelve en unos cuantos días enviar 30,000 millones de dólares para la defensa en Ucrania y llevamos cuatro años sin que autoricen 4,000 millones para Centroamérica, con todo respeto”, manifestó.