La Major League Baseball (MLB) no perdió la oportunidad de unirse al mundo del automovilismo en la celebración de la llegada del nuevo circuito de la Fórmula 1 a Estados Unidos, el Gran Premio de Miami.

Los pilotos de la escudería Red Bull, Max Verstappen y Sergio ‘Checho’ Pérez, fueron invitados a la casa de los Marlins, el LoanDepot Park, como parte de la fiesta que se está viviendo en la ciudad gracias al que será el primer GP de su historia.

Tanto el campeón de la F1 como el mexicano llegaron al estadio momentos antes del juego del domingo entre ‘Los Peces’ y Arizona Diamondbacks, para convivir con los jugadores y pelotear antes de la ceremonia previa al encuentro.

De igual forma, Pérez y Verstappen realizaron un intercambio de ‘jerseys’ con el outfielder Avisail García y el infielder Jesús Aguilar, causando una gran sensación entre los medios y aficionados que se dieron cita en el lugar.

Posterior a eso, ambos conductores demostraron sus habilidades en el béisbol y realizaron el lanzamiento de la primera bola, teniendo como receptores al pitcher Steven Okert y al mismo Avisail García.

Durante la jornada de ese día, también apareció el exfutbolista brasileño Ricardo Izecson dos Santos Leite, mejor conocido como Kaká; mientras que el piloto Charles Leclerc de la escudería Ferrari lo hizo en el enfrentamiento del sábado.