“Arrancó mi ropa interior y sólo me quedé ahí parada” fue una de las declaraciones más fuertes de Amber Heard en el juicio impuesto por #JohnnyDepp para limpiar su imagen.
Entre lágrimas, Amber Heard testificó en contra de su exmarido Johnny Depp, al que acusó de violencia y abuso sexual.
También declaró que Johnny Depp la golpeó en más de una ocasión y que a partir del 2012 su relación se tornó oscura pues el actor usaba drogas y abusaba física, verbal y sexualmente de ella.
En el juicio para limpiar su imagen Johnny Depp pide $50 millones de dólares y en respuesta a ello, Amber Heard contrademandó por $100 millones de dólares.
Asimismo afirmó que acusaciones de Depp en su demanda son “falsas y difamatorias” diseñadas para “arruinar su vida y su carrera”.