Con estos nuevos recursos, los investigadores pretenden desarrollar un método de tratamiento que estabilice la placa coronaria.

Investigadores de la Universidad de Kobe (Japón), en colaboración con expertos del Hyogo Brain and Heart Center, han hallado en las características de las células inmunes mieloides en la placa coronaria, la cual causa el síndrome coronario agudo (este término incluye afecciones como la angina inestable y el infarto agudo de miocardio (ataque cardíaco). Con base en estos datos, esperan desarrollar un método de tratamiento que pueda estabilizar la placa coronaria.

Las características de las placas coronarias que causan ataques cardíacos agudos se revelaron a través de la secuenciación de ARN unicelular. En concreto, los expertos vieron que se acumularon más monocitos, mastocitos y macrófagos inflamatorios (el último de los cuales mostró una mayor expresión de CXCL3 e IL1B) en las placas coronarias involucradas en el síndrome coronario agudo en comparación con las placas culpables del síndrome coronario crónico (es decir, condiciones cardíacas estables).

Las muestras para este estudio se obtuvieron mediante la realización de procedimientos de aterectomía coronaria direccional en pacientes que dieron su consentimiento en Hyogo Brain and Heart Center entre octubre de 2022 y junio de 2021. La secuenciación de ARN unicelular se llevó a cabo en muestras de cuatro casos de síndrome coronario crónico y 3 casos de síndrome coronario agudo.

Los resultados revelaron la presencia de las siguientes células mieloides en la placa: macrófagos (tres tipos), monocitos, mastocitos y grupos de células dendríticas. Además, una comparación de los resultados de los casos crónicos con los de los casos agudos reveló que se acumularon más monocitos, mastocitos y macrófagos inflamatorios (este último con mayor expresión de CXCL3 e IL1B) en las placas coronarias en los casos de síndrome coronario agudo.

Por primera vez en el mundo, este estudio reveló las distintas características de las células inmunes mieloides en la placa coronaria de pacientes con síndrome coronario agudo. Los investigadores pretenden utilizar estos datos para desarrollar un método de tratamiento que pueda estabilizar la placa coronaria.