Integrantes de la UPOEG montaron durante una hora un bloqueo carretero

Seis marinos fueron retenidos durante una hora y media por policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), tras ser acusados de supuestas amenazas, en Marquelia, municipio de la Costa Chica. 

Los seis elementos de la Secretaría de Marina fueron detenidos a las 16:00 horas de este miércoles mientras circulaban sobre el bulevar de Marquelia, cuando intentaron quitarle un pantalón oficial de la corporación a un joven del grupo de civiles armados que opera en esa zona del estado. 

De acuerdo con los elementos de la Marina, el policía comunitario de la UPOEG también portaba botas e insignias exclusivas de la Semar.

Por la detención del policía, al lugar llegó un grupo de sus compañeros, que amedrentaron a los marinos y poncharon las llantas de las dos patrullas es la que estos se trasladaban. 

Además de los policías, el lugar fue rodeado por habitantes de esa comunidad. 

A la zona también arribó el alcalde, Lincer Casiano Clemente, escoltado por policías municipales, que fueron agredidos con palos por policías de la UPOEG. 

Los comunitarios sostuvieron que los marinos que patrullan esa zona como parte de un operativo de seguridad permanente en Guerrero, “solo vienen a hostigarnos a nosotros”, y denunciaron supuestas amenazas por parte de las fuerzas armadas. 

Tras la intervención de Casiano Clemente, los elementos fueron liberados; sin embargo, los integrantes de la UPOEG montaron durante una hora, un bloqueo carretero en el puente ubicado sobre el lugar donde fue el altercado.