La OMS alerta de que el riesgo de infección es especialmente alto en pacientes en cuidados intensivos y recién nacidos.

Un estudio evaluó los programas nacionales de prevención y control de las infecciones en 106 países

De cada cien pacientes que reciben cuidados críticos en hospitales de todo el mundo, un alto porcentaje contrae infecciones durante ese ingreso y en esos casos uno de cada diez muere a consecuencia de ellas, advierte hoy, 6 de mayo de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La tasa de pacientes en cuidados críticos que contrae estas infecciones es del 7% en los países desarrollados y sube al 15% en las naciones en desarrollo, indica la OMS, que hace un llamamiento a mejorar las medidas de higiene en esos centros, con lo que según el organismo se pueden reducir un 70% de estas infecciones.

La OMS alerta de que el riesgo de infección es especialmente alto en pacientes en cuidados intensivos y recién nacidos, y señala en el informe que uno de cada cuatro casos de sepsis (respuesta anómala y potencialmente mortal del sistema inmunológico a una infección) se deben a este tipo de infecciones intrahospitalarias.

“La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto muchos retos y lagunas en las medidas de prevención de las infecciones en todas las regiones y países del mundo, incluidos los que tenían los programas de prevención y control más avanzados”, señaló en un comunicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El estudio evaluó los programas nacionales de prevención y control de las infecciones en 106 países y descubrió que en el último año y medio solo cuatro de los examinados cumplían todos los requisitos mínimos a nivel nacional.