La Oficina europea de Medio Ambiente planea una nueva estrategia que podría llegar a vetar hasta 12.000 sustancias los próximos años.

Gestos tan cotidianos como echarse crema en las manos, perfumarse o pintar las paredes de casa podrían ser potencialmente peligrosos para nuestra salud.

La Unión Europea está valorando prohibir de golpe 12.000 sustancias químicas que podemos encontrar en pinturas, cosméticos, pesticidas, antiadherente de sartenes, chupetes o incluso pañales de bebé.

Sospechan que su uso podría generar problemas de fertilidad y hasta más de dos millones de muertes al año. Pero no solo son perjudiciales para nosotros, también para el medioambiente.

La contaminación de estos productos habría superado un límite para el planeta. Por ello, si hasta ahora la desclasificación se hacía producto a producto, ahora lo harán por grupos de sustancias.

De aplicarse restricciones a estos productos, no llegarían inmediatamente ya que están programadas para 2027.Aun así, expertos medioambientales, la califican de positiva ya que se traduciría en la desintoxicación más audaz que hayamos visto hasta el momento.