Médicos del Hospital Universitario de Monterrey detectaron dos tumores al exgobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, el “Bronco”, tras ser sometido a una colonoscopia.

En un comunicado, difundido en sus redes sociales, se informó que ambos tumores le fueron extirpados para ser analizados y descartar un posible cáncer de colón.

“Los médicos que lo atienden señalan que los tumores encontrados son de 1 y 4 centímetros respectivamente y se tendrán resultados antes de una semana para decidir el tratamiento a seguir según sea cáncer o tan solo pólipos benignos”, señalaron.

El exgobernador de Nuevo León fue detenido el 15 de marzo por presuntos delitos electorales, un día después quedó vinculado a proceso y el juez de control determinó dictarle prisión preventiva como medida cautelar.

Tanto Rodríguez Calderón como su defensa han señalado, desde hace varios días, que hay un deterioro en la salud del exfuncionario.

En un comunicado, se indicó que el estrés, ansiedad, angustia le incrementaron o le agravaron su estado salud por falta de atención médica oportuna.

“Sufre de anemia de 10 gramos y tiene síntomas de fatiga, cansancio, debilidad, mareos y cefalea…Todo este cuadro se ha agravado por falta de atención médica oportuna que los mexicanos tienen derecho a la protección de la salud sin importar sus condiciones”, señalaron.

La familia del exmandatario cuestionó por qué hace unas semanas en el Hospital Metropolitano le detectaron un apéndice que ya no tiene y pasaron por alto todos los problemas de salud.

Señalaron que hace algunos días, la secretaria de Salud en la entidad, Alma Rosa Marroquín Escamilla, dijo que el estado de salud del exgobernador no era delicado y “prácticamente señaló que no ameritaba más estar en el hospital y debía ser trasladado nuevamente a prisión”.