El mexicano Adrián Martínez no permitió carrera en 5.1 entradas con Atléticos

El pitcher mexicano Adrián Martínez tuvo un estreno sensacional en las Grandes Ligas. El abridor de los Atléticos no permitió carrera en cinco entradas y un tercio para conseguir la victoria en el encuentro que ganó Oakland 4-1 a Tigres de Detroit.

Martínez, de 25 años, en el séptimo lanzador tricolor en ganar en su debut en la Gran Carpa como abridor y el primero desde que lo hizo Yovani Gallardo en 2007 con los Cerveceros de Milwaukee.

El mexicalense fue llamado ayer por los Atléticos para que hiciera su debut en el segundo juego de la doble cartelera frente a Tigres y respondió a su equipo.

El primer ponche que recetó fue a Javier Báez para terminar la primera entrada. Retiró a los primeros cinco bateadores que enfrentó, incluyendo al futuro miembro del Salón de la Fama, el venezolano Miguel Cabrera.

“Sabía que estaba en las Grandes Ligas cuando me enfrenté a jugadores así”, dijo Martínez sobre el enfrentar a Báez y Cabrera. “Sabes que están en la alineación, pero es diferente cuando están en la caja de bateo”, agregó el mexicano, quien permitió cuatro hits en su labor, no dio pasaporte y ponchó a tres bateadores.

De los siete mexicanos abridores que han debutado con triunfo sólo él y Armando Reynoso (1991) no permitieron carrera en su labor.

“Esa fue una gran actuación de Adrián”, dijo el manager de los Atléticos, Mark Kotsay. “Viene aquí para su primera apertura en Grandes Ligas y ataca la zona de inmediato. Eso es lo que quieres ver de un joven”, agregó.