El subsecretario de Estado de EU para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo que es poco probable que se invite a Cuba, Venezuela y Nicaragua, aunque la Casa Blanca es la que está a cargo de las invitaciones.

Estados Unidos no considera conveniente incluir en la Cumbre de las Américas “a países que no respetan la democracia”, así lo dijo el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols.

“Hay un sentimiento y una visión democrática en las Américas y vamos a respetar eso. Y, por lo tanto, no nos parece conveniente incluir a países que falten al respeto a la democracia”, dijo en entrevista con El País luego del exhorto del presidente Andrés Manuel López Obrador porque no se excluya a nadie.

Nichols señaló que es poco probable que se invite a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la cumbre que se realizará el próximo 6 de junio en Los Ángeles, California, aunque aclaró que la Casa Blanca es la responsable de las invitaciones y éstas aún no se han enviado.

Por segundo día consecutivo, López Obrador llamó a su homólogo estadunidense, Joe Biden, a invitar a todos los países a la cumbre, pues reiteró que lo que se necesita es la unión en el continente para fortalecer la región y dijo que si existen diferencias la mejor vía para resolverlas es el diálogo.

“Si toma (Biden) una decisión de invitar a todos los pueblos de América Latina, van a saber reconocerlo, porque se abre una etapa nueva, inauguramos una etapa nueva para el diálogo, para el entendimiento, para resolver nuestras diferencias respetándonos y además para unirnos como la comunidad económica europea y fortalecernos como región”, señaló.

El mandatario mexicano pidió abrir un nuevo capítulo en la política al cambiar la postura al no excluir a ninguna nación al evento, ya que “el debate respetuoso sería algo excepcional, extraordinario, un ejemplo de que en los hechos buscamos hermanarnos y todos tenemos que respetarnos”.

Además reveló que otros mandatarios de la región, entre ellos el de Bolivia, Luis Arce, también le manifestó su rechazo a la exclusión de naciones de dicho evento. “Ya me había dicho que no consideraba eso adecuado, que era una falta de respeto”.

Sobre este tema también conversó con el embajador de México en Estados Unidos, Ken Salazar, con quien se reunió ayer en Palacio Nacional luego de que amagara con no asistir al evento si algún país no es invitado; en ese caso, en su lugar iría el canciller Marcelo Ebrard.

De acuerdo con López Obrador, el embajador le dijo que “todavía hay tiempo para poder atender este asunto”, aunque considero que ya había que ponerlo en la mesa, “ya era el momento para que con tiempo se vaya analizando, yo repito, le tengo mucho respeto al presidente Biden”.

Nichols aseguró en la entrevista que no se ha desplazado a América Latina por el conflicto entre Rusia-Ucrania, pues dijo que la cumbre que está próxima a realizarse es “ejemplo de la prioridad de nuestra región para la Casa Blanca”.

Acerca de la agenda, indicó que están en el proceso de reuniones con el grupo de implementación de la cumbre. “Se han realizado visitas de avanzada por parte de muchos países de la región”.