Por Sergio Mejía Cano

Faltan especialistas médicos en nuestro país: Sector Salud

El anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), de que se contratarán por lo menos a 500 médicos especialistas cubanos, no les ha caído en gracia a sus adversarios y tampoco a diversos colegios, federaciones y asociaciones de médicos en México esta determinación. Desde luego que esta decisión del jefe del Ejecutivo, es por la falta de especialistas, sobre todo en pediatría; pero también referentes a otras enfermedades.

Se ha dicho hasta la saciedad de que, esta falta no nada más de especialistas, sino de médicos en general, se debió a la falta de espacios en las facultades públicas de medicina, al ser rechazados infinidad de aspirantes, supuestamente por no aprobar el examen correspondiente; pero más dizque por falta de cupo en dichas facultades.

AMLO ha explicado también que, hay lugares muy apartados, como por ejemplo en la sierra en donde sus comunidades no cuentan con servicio médico porque hay médicos que no quieren dar su servicio en esos lugares tan apartado por las incomodidades que esto representa, y también por una supuesta inseguridad, en donde sí podría haber algo de razón, pues se ha documentado que es precisamente en la sierra en donde podrían existir grupos criminales que se dedican al narcotráfico por tener en las cercanías de esos apartados lugares sus sembradíos de mariguana, amapola, peyote, etcétera.

Y podría haber razón en esto de la inseguridad, porque se han documentado casos en que médicos de ambos sexos, se han visto amagados en caso de no atender a gente con posibles nexos con estos grupos criminales; y peor, cuando se presentan heridos de bala, exigiéndoles a los médicos que no den parte de esas lesiones de bala tal y como está establecido que tienen que informar los médicos en estos casos.

Se entiende también que, muchos profesionistas logran sus carreras con la ilusión de tener una vida mejor, cómoda y con buenos ingresos económicos. Así que, cuando se les dice que tendrían que ir a la sierra o poblaciones pequeñas también apartadas de las zonas urbanas, pues como que no les llena; aunque como en todo, también entre muchos profesionistas que lo que les interesa es trabajar para lo que estudiaron, así signifique un poco o un mucho de sacrificio al principio. Como muchos médicos y médicas cuyo fin es velar por el dolor ajeno, que no les importa en lo absoluto tener que pasar incomodidades de todo tipo al estar atendiendo en la sierra, pues su vocación de servicio es salvar vidas y curar enfermedades.

Y esto de que muchos médicos y médicas no quieran ir a esos lugares apartados y sufrir incomodidades, es el motivo que ha expuesto AMLO para solicitar a ese personal médico cubano. Pero el problema estaría en caso de que este personal médico que, supuestamente iría a esos lugares apartados, sufrieran algún daño o que hasta perdieran la vida, tal y como ha sucedido con médicos mexicanos.

Y volviendo al asunto de que, en los sexenios anteriores muchos aspirantes a la facultad de medicina fueron rechazados, en este mismo espacio se narró la historia de un muchacho de nombre Elliot, cuya ilusión en la vida era llegar a ser médico cirujano; sin embargo, a pesar de que en tres ocasiones hizo examen de admisión, fue rechazado. En su primer examen, Elliot comentaba que estaba seguro de haber contestado bien la mayoría de las preguntas del cuestionario y que, por lo menos un 90 por ciento de las preguntas las había respondido bien; pero que, aun así, le negaron la entrada a la facultad; y lo peor del asunto es que él mismo comentaba que compañeros de la prepa que nunca habían pelado un chango a nalgadas en los estudios, algunos de ellos sí habían sido aceptados. Así que por esto y más, la frustración de Elliot se agrandó, contentándose con ser técnico en computadoras, hasta que la muerte lo sorprendió muy joven aún.

En cuanto a las asociaciones, colegios y federaciones de médicos en México, aducen que hay muchos médicos desempleados y que incluso, algunos de ellos que han logrado acomodarse, lo hacen bajo contrato y con bajos salarios. Pues sí, pero el caso es que se podría dar el caso es que, si están desempleados, es precisamente porque no quieren ir a lugares apartados, queriendo estar únicamente en zonas urbanas o poblaciones grandes en donde no tengan que dormir en cabañas o chozas y que la alimentación sea más adecuada a sus gustos personales; y si bien son médicos, tal vez aún no se hayan especializado en ninguno de los rubros de medicina, como urología, por ejemplo.

Sea pues. Vale.