La demanda acusa a la federación canadiense de gimnasia, Gymnastics Canadá, así como a seis federaciones provinciales, de permitir una cultura de abusos en la que las deportistas fueron sexualizadas por los entrenadores

n grupo de gimnastas canadienses presentó este miércoles una demanda contra la federación nacional y varias organizaciones provinciales por abusos sexuales, físicos y psicológicos supuestamente cometidos durante años por sus entrenadores y otros funcionarios.

La demanda acusa a la federación canadiense de gimnasia, Gymnastics Canada, así como a seis federaciones provinciales, de permitir una cultura de abusos en la que las deportistas fueron sexualizadas por sus entrenadores y sufrieron tocamientos inapropiados además de abusos psicológicos y físicos.

Además, según la demanda, la federación nacional y las seis organizaciones provinciales, no tomaron las medidas adecuadas para proteger a las atletas, “muchas de ellas niñas cuando se produjo el abuso”.

Las demandantes, que han solicitado a un tribunal de la provincia de Columbia Británica, en el oeste de Canadá, que certifique la acción como una demanda colectiva, acusaron a Gymnastics Canada de promover las victorias a cualquier coste, incluso cuando causaban graves lesiones físicas a las atletas.

La principal demandante es Amelia Cline, que abandonó la competición en 2003 y alega que durante tres años padeció abusos físicos y psicológicos de sus entrenadores.

Las demandantes solicitan una indemnización, cuya cuantía todavía no ha sido especificada, así como la cobertura de los costes sanitarios pasados y futuros. Además quieren que Gymnastics Canada implemente procesos para proteger la salud física y mental de las atletas.

En abril de este año, la organización Global Athlete dijo que más de 300 gimnastas canadienses habían firmado una carta en la que se solicitaba al Ministerio de Deportes del país una investigación imparcial sobre múltiples acusaciones de abusos presentadas durante años contra Gymnastics Canada.