De visita en Buffalo, el presidente de EU reiteró su llamado al Congreso para que apruebe una prohibición de armas de asalto.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó este martes de “terrorismo interno” al tiroteo que dejó 10 muertos el sábado en Buffalo, en el norte del estado de Nueva York, advirtiendo que el supremacismo blanco es un “veneno”

Lo que sucedió aquí es terrorismo simple y directo”, declaró Biden desde un centro comunitario en Buffalo.  

Previo a su discurso, el mandatatario visitó el lugar donde Peyton Gendron, de 18 años, asesinó a tiros a 10 personas, la mayoría afroamericanas, en un supermercado, aparentemente inspirado en ideologías del supremacismo blanco

Junto a la primera dama, Jill Biden, el presidente estadunidense rindió tributo a las víctimas y posteriormente se reunió con familiares de las personas asesinadas y con representantes de la comunidad local.

En Estados Unidos, el mal no ganará, se los prometo. El odio no prevalecerá y la supremacía blanca no tendrá la última palabra”, agregó Biden en su discurso. 

Durante sus comentarios, Biden leyó los nombres y las descripciones de las víctimas y lo que los había llevado a la tienda ese día. 

Tienes que negarte a vivir en un país donde los negros que van de compras semanalmente al supermercado pueden ser asesinados a tiros con armas de guerra desplegadas en una causa racista”, comentó.  

Tenemos que negarnos a vivir en un país donde el miedo y las mentiras se envasan para obtener poder y ganancias”, agregó. 

Biden reiteró su llamado al Congreso para que apruebe una prohibición de armas de asalto, algo que ha impulsado desde mucho antes de ser presidente, pero que carece de los votos en el Senado para aprobar. 

Este veneno, esta violencia no puede ser la historia de nuestro tiempo. No podemos permitir que eso suceda”, mencionó.