El especialista, asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), recomendó a los padres que ante cualquier síntoma probable, lleven a sus hijos e hijas con el médico para una evaluación.

No hay relación entre los casos de hepatitis aguda infantil reportados en el mundo y las vacunas contra la Covid-19, aseguró el doctor Jean-Marc Gabastou, asesor internacional en emergencias en salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Durante una entrevista dijo que hasta el 15 de mayo se habían notificado 429 casos probables de personas de menos de 16 años de edad con hepatitis aguda, que consiste en una inflación del hígado con síntomas de diarrea, vómitos y dolor abdominal, entre otros, además de transaminasas -enzimas hepáticas- superiores a las 500 unidades. Además, se trata de casos en los que se descartaron las hepatitis A, B, C, y E.

“Hasta el momento no se ha podido asociar ningún agente infeccioso con los casos, no hay tampoco identificación de algún tóxico, algún medicamento, algún alimento, no hay relación establecida con la vacuna, tampoco con la Covid-19, ni con indicadores ambientales. Por lo tanto no hay nexo epidemiológico en estos más de 400 casos”, apuntó.

En ese sentido, la recomendación para los países es mantenerse alerta y caracterizar, documentar y evaluar a los pacientes que presentan hepatitis aguda de etiología desconocida. Recordó que en México se creó una mesa de trabajo con expertos y que hasta el momento se han identificado once casos que responden a la definición de caso probable y están en investigación.

Estos casos fueron registrados en Ciudad de México, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, San Luis Potosí y Sinaloa. El experto pidió a los padres que, ante cualquier síntoma probable, lleven a sus hijos e hijas con el médico especialista para una evaluación.

También pidió a las autoridades sanitarias locales que notifiquen la aparición de estos casos para enriquecer la discusión internacional.

Comentó que la hepatitis de origen y etiología desconocida ya existía antes, aunque ahora lo importante es determinar si existe un nuevo agente que ha provocado este aumento inusitado de casos o si el aumento de la vigilancia por la pandemia ha permitido su mayor identificación.

“Lo que sí sabemos es al día de hoy es que no hay relación establecida con la vacunación. Entre otros, los casos probables de México, no estaban vacunados contra el Covid”, dijo.