El secretario de Estado, Antony Blinken, celebró la reapertura de la legación, la cual permanecía cerrada desde 14 de febrero, diez días antes del inicio de la invasión rusa.

Estados Unidos reabrió este miércoles su embajada en Kiev tras un cierre de tres meses debido a la invasión rusa de Ucrania, anunció el Departamento de Estado. 

El pueblo ucraniano, con nuestra asistencia en seguridad, ha defendido su patria frente a la invasión inconcebible de Rusia y, como resultado, las barras y estrellas vuelven a flamear sobre la embajada”, celebró en un comunicado el secretario de Estado, Antony Blinken, en alusión a la bandera estadunidense. 

Un pequeño número de diplomáticos regresaría inicialmente para formar parte del personal de la misión. 

Las operaciones consulares no se reanudarán de inmediato y se mantiene una advertencia de no viajar a Ucrania por parte del Departamento de Estado, explicó el vocero Daniel Langenkamp previo al izamiento de bandera. 

La embajada de Estados Unidos cerró el 14 de febrero, diez días antes de que Rusia lanzara una invasión a gran escala. 

El personal de la embajada pasó los primeros dos meses de la guerra en Polonia, pero la encargada de Negocios Kristina Kvien regresó al país el 2 de mayo y visitó la ciudad occidental de Leópolis.