La líder del congreso, Alba Cristal, aseguró que este comité será el encargado de verificar el comportamiento adecuado y ético de los servidores públicos del Congreso local

Por Verónica Ramírez

Vigilarán  con lupa,  la conducta, desempeño, responsabilidad y honradez de Diputados y servidores públicos  del Congreso del Estado a través del Comité de Ética que se instaló formalmente este miércoles en el recinto legislativo.

Ahora los diputados tendrán que irse derechito y sin esconderse de pueblo para no atender sus necesidades y problemáticas o de lo contrario serán enviados al banquillo de los acusado por incumplir sus funciones.

La presidenta de la actual legislatura, Alba Cristal Espinoza calificó como histórica la toma de protesta de quienes integran el Comité de Ética del Congreso Estatal integrado or profesionales.

“Sentamos un precedente histórico, ya que por primera vez en la  historia del Poder Legislativo se formaliza la instalación de este comité que trabajará constantemente en fortalecer los valores y principios de la actual legislatura”.

Su trabajo será verificar el comportamiento adecuado y ético de los servidores públicos del Congreso local, estarán al tanto del desarrollo de la legislatura y que si llegara a existir algún tipo de irregularidad sea tomada en cuenta, levantando la voz y dando puntual seguimiento a las denuncias.

“Toda la normativa interna deberá respetarse, todos a veces damos por hecho que conocemos la Ley Orgánica del Poder Legislativo, las conductas y demás  y a veces, no estamos tan seguro de ello”.

Reiteró que el comité tendrá el objetivo de vigilar, supervisar y dar este camino y acompañamiento del funcionamiento tanto interno y externo de los representantes populares y del personal.

Pero no nada más estarán de mirones, también tienen la facultad de implementar sanciones y si los acusados sobrepasan la ética, tendrán que asumir su responsabilidad administrativas, por lo que tendrán que irse derechitos y actuar con toda honestidad en sus funciones así como el pueblo espera que se comporten los servidores públicos que reciben un sueldo pagado con las contribuciones de la gente.