Por el momento no hay pruebas de que el virus de la viruela del mono haya mutado, y los casos registrados hasta ahora no han sido graves, notificó Rosamund Lewis, jefa de la secretaría de la viruela.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene pruebas de que el virus de la viruela del mono haya mutado, dijo este lunes un alto ejecutivo de la agencia de la ONU, señalando que la enfermedad infecciosa endémica en África occidental y central ha tendido a no cambiar.

Rosamund Lewis, jefa de la secretaría de la viruela, que forma parte del Programa de Emergencias de la OMS, dijo en una sesión informativa que las mutaciones suelen ser menores con este virus, aunque la secuenciación del genoma de los casos ayudará a comprender el brote actual.

Los más de 100 casos sospechosos y confirmados del reciente brote en Europa y América del Norte no han sido graves, dijo por su parte la jefa de enfermedades emergentes y zoonosis de la OMS y responsable técnica de COVID-19, Maria van Kerkhove.

Se trata de una situación contenible”, acotó.

Los brotes son atípicos, según la OMS, ya que se producen en países donde el virus no circula regularmente.

Los científicos están tratando de entender el origen de los casos y si algo del virus ha cambiado.