Aunque falta dialogar sobre el máximo evento y los países invitados, el embajador estadounidense señala que su reunión con López Obrador tiene otra finalidad.

Este lunes, 23 de mayo, el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, arribó al Palacio Nacional de México, donde sostuvo un encuentro privado, tan sólo a pocos días de realizarse la Cumbre de las Américas.

Alrededor de las 11:20 horas, el embajador estadounidense llegó a la sede del Poder Ejecutivo, ingresando por la calle Corregidora. Allí, periodistas se le acercaron para hacerle unas preguntas con respecto al motivo de su visita, asimismo, refirieron si había “buenas noticias” sobre la Cumbre de las Américas.

“Vengo a hacer otros trabajos”, respondió. Ahí, también arribó Esteban Moctezuma Barragán, embajador de México en Washington, quien ingresó al Palacio Nacional antes.

Por otro lado, en la mañanera de hoy, Andrés Manuel López Obrador recalcó que la Cumbre de las Américas debería ser “un espacio de diálogo y de humanidad”, y confía en que lo será en esta edición.

“Que Los Ángeles se convierta en la sede mundial del diálogo y la fraternidad, para mandar un buen mensaje al mundo sobre la importancia del diálogo y de la política y hacer a un lado nuestras diferencias, hacer a un lado la confrontación”, sentenció.

De igual manera, agregó mantener al tanto a la población si asistirá o no a la Cumbre. “Todavía falta tiempo, tengo entendido que la cumbre será del 6 al 10, estamos a tiempo, faltan más de 10 días. Se está dialogando con el propósito que se invite a todos y hay muy buena disposición del gobierno de Estados Unidos; han actuado de manera respetuosa, no ha habido un rechazo total o tajante faltan días”.

“Espero que en esta semana podamos informar para no estar especulando, con conjeturas, filtraciones”, añadió.

Mientras, en el pasado, Salazar confesó que “la esperanza de nosotros es que sí vaya México, y sí va a ir México porque el secretario, el canciller Ebrard y el equipo- ellos van a ir. En la manera en que se trabaje con el presidente López Obrador con mucho respeto, ojalá que sí vaya, pero eso es algo que están discutiendo”.

Aunado a ello, agregó que la relación entre Estados Unidos y México, por part ede sus presidentes, estaba basada en el respeto, sin embargo, viendo en adelante la importancia de esta reunión.

Sin embargo, medios internacionales como EFE han indagado que Estados Unidos habría invitado a España a la Cumbre de las Américas, por parte del secretario de Estado de EU, Antony Blinken.

Claro que, Joe Biden no ha hecho pública la lista oficial de invitados, empero, al reto de Andrés Manuel López Obrador de no asistir si no se invitaba a Cuba, pocos representantes se han unido. Entre ellos, quienes no descartaron su asistencia fueron Alberto Fernández de Argentina, Gabriel Boric de Chile y Xiomara Castro de Honduras, empero, señalan que “no se debe excluir a nadie”.

La Cumbre de las Américas se celebrará en Los Ángeles, California, del 6 al 10 de junio, la primera vez que es organizada por Estados Unidos desde la edición de 1994.