En todos los casos de periodistas asesinados se están haciendo investigaciones a fondo y no habrá impunidad, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al referirse en su conferencia matutina al caso del periodistas Luis Enrique Ramírez, cuyo cuerpo fue localizado en Culiacán el 5 de mayo, el mandatario dijo que desde ese día pidió al gobernador Rubén Rocha Moya que lo atendiera.

El tema, refirió López Obrado, se abordó esta mañana en la mesa de seguridad celebrada entre autoridades federales y estatales, y dijo que está por saberse la verdad del caso.

“Les pido que se tenga confianza y que en poco tiempo podamos dar a conocer todo lo relacionado con la investigación”.

Aseguró que se ha avanzado mucho en la investigación y que “es muy poco lo que falta para saber lo ocurrido y que se finquen responsabilidades a los presuntos responsables”.

Sostuvo que su gobierno puede afirmar que no habrá impunidad ni en este ni en ningún homicidio porque no tiene complicidades. “Ahora no hay impunidad para nadie. Nosotros no tenemos patrones, jefes, solamente tenemos como amo al pueblo de México”, declaró el mandatario.

“Tengan confianza en que no vamos a encubrir a nadie, sea quien sea, sea mi hermano, mi hijo, mi familia. Esto ya cambió”, aseguró.

Lo que no va a cambiar, dijo, es la estrategia de su gobierno en materia de seguridad, pues “está dando resultados”.

Destacó que el delito que más ha costado trabajo abatir son los homicidios dolosos. “En los primeros años (de la administración) tuvimos incrementos, ya no igual (a años pasados), pero no bajaba. Ha empezado a bajar en los últimos ocho meses o un año. Sostengo que ha empezado a dar resultado la política que empezamos en 2018: que haya trabajo, bienestar, que la gente sea atendida, que no se les dé la espalda a los jóvenes. Todo eso lleva tiempo, pero ya hay resultados”.

El caso de Guanajuato, afirmó, es una preocupación para su gobierno, pues encabeza la lista nacional como la entidad con más homicidios dolosos en lo que va del sexenio. Esa entidad contabiliza 10 mil 4 asesinatos, mientras que la media nacional es de 3 mil 42.

Dijo que si bien Guanajuato tiene poco más 6 millones de habitantes, el doble que Sinaloa, tiene cinco veces más homicidios que este último estado, que en lo que de 2018 a la fecha registra 2 mil 286 casos.