De acuerdo con la organización de la ONU, la gran mayoría de los casos no tienen vínculos de viaje a zonas donde la enfermedad es endémica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que se han registrado 257 casos de viruela del mono en 23 países desde el 13 de mayo y alrededor de 120 casos sospechosos. No se han reportado muertes.

De acuerdo con la organización, la situación está evolucionando rápidamente y la OMS espera que se identifiquen más casos a medida que se expande la vigilancia

La gran mayoría de los casos no tienen vínculos de viaje a zonas donde la enfermedad es endémica, lo cual la OMS calificó como atípico. Por lo tanto, consideró que se trata de un brote.

Reiteró que puede haber habido una transmisión no detectada durante algún tiempo, así como eventos amplificadores recientes.

Ante esto, recomendó proporcionar información precisa a aquellos que pueden estar en mayor riesgo, detener una mayor propagación entre los grupos en riesgo y proteger a los trabajadores sanitarios de primera línea.

La viruela del mono es una enfermedad infecciosa que suele ser leve y es endémica en algunas partes de África occidental y central. Se propaga por contacto estrecho, por lo que puede contenerse con relativa facilidad mediante medidas como el autoaislamiento y la higiene.

El virus se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, fluidos corporales, gotitas respiratorias y materiales contaminados como la ropa de cama. El período de incubación suele ser de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días.

Este sábado, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, confirmó la detección del primer caso importado en México.