Un reo confesó haber matado a golpes a dos pedófilos en una cárcel en Estados Unidos.

El reclusa, identificado como Jonathan Watson de 42 años, envió una carta a The Mercury News en donde contó lo ocurrido en 2020.

El hombre, quien en 2009 fue condenado a cadena perpetua por un asesinato, fue trasladado a un centro penitenciario de nivel 2 por su buena conducta.

Allí, pasó a compartir celdas con otros reos, en donde se enteró que dos de ellos eran condenados por agresión sexual agravada contra niños menores de 14 años.

Dos horas antes del ataque, Watson pidió ser cambiado de celda, advirtiendo lo que podría ocurrir. Sin embargo, la solicitud fue negada.

Al regresar a su cuarto, vio que uno de los sujetos se encontraba viendo un canal infantil. “¿Realmente va a ver eso delante de todos nosotros?”, pensó el hombre.

Tras esto, tomó un bastón y mató al sujeto. Luego se dirigió hasta un oficial para entregarse, encontrándose con el otro condenado por agresión sexual contra niños menores de 14 años, al cual también atacó hasta la muerte.

En la carta, Watson afirmó que “no podía dormir sin hacer lo que todos mis instintos me decían que debía hacer en ese momento, así que guardé todas mis cosas, porque sabía que la situación se resolvería pronto de una u otra forma”.

Mientras que en el cierre de la misiva, indicó que “estoy en una posición única, donde tengo acceso a este tipo de personas y muy poco que perder”.

Estos individuos son la peor pesadilla de cualquier padre”, remarcó.

Finalmente, se declaró culpable de ambos hechos y advirtió que volvería a hacer lo mismo si lo volvían a dejar con abusadores de niños.