La relación entre ambos políticos se tambaleó, después de que Alejandro Moreno difundió una llamada con el exmandatario de Chiapas para defenderse de los audios en su contra que Layda Sansores ha filtrado en las últimas semanas

Por: Agencias 

México; jueves 2 de junio del 2022.- En las últimas semanas, el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Alito Moreno Cárdenas, se ha vuelto objeto de críticas, señalamientos y cuestionamientos a su actuar como político, luego de que la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, filtró audios donde se le apreció en actividades presuntamente ilícitas.

Sin embargo, ante este panorama, el priista ofreció una conferencia de prensa el pasado 31 de mayo en donde aseguró que lo que se encuentra viviendo es una “operación de Estado” orquestada desde la Presidencia de la República, ante lo cual presentó una conversación que sostuvo con el senador Manuel Velasco en donde presuntamente el mandatario Andrés Manuel López Obrador (AMLO) le mandó un mensaje al político campechano.

Horas más tardes del suceso, el legislador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Manuel Velasco Coello, utilizó su cuenta de Twitter para asegurar que la conversación que se presentó ante la ciudadanía se encuentra fuera de contexto, debido a que “nunca amenazó a nadie”.

Sin embargo, la noticia que sorprendió a muchas personas fue que ambos políticos tienen un lazo familiar, más allá de la cercanía que se vislumbró mientras ambos fungieron como gobernadores en el lapso que coincidió con el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Fue en 2015 cuando los actuales legisladores oficializaron su cercanía ante un acto perteneciente a la religión católica, ya que Moreno Cárdenas y su esposa Christelle Castañón Sandoval escogieron a Velasco Coello y Anahí Puente -la cantante y actriz- como los padrinos de su hijo Sebastián.

“Agradezco la presencia de los padrinos de mi hijo @VelascoM_, @Anahí; Rolando Santiesteban y Amanda Kennedy”, escribió el priista en su cuenta de Twitter, posterior a la reunión en la Catedral de la entidad, la cual fue encabezada por el obispo de Campeche.

Sin embargo, el ritual del bautismo fue solo una muestra de su cercanía, puesto que, según fue declarado por el propio Velasco, la relación entre ambos inició hace más de 20 años, cuando empezaban sus carreras en la política mexicana.

Su amistad se remonta a su primera vez como integrantes de la Cámara de Diputados, cuando coincidieron en la LIX Legislatura que corrió del año 2003 al 2006, a la mitad del sexenio de Vicente Fox Quesada (20060-2006), pese a que ambos participaron en bancadas de diferentes partidos (PRI y PVEM, institutos que hasta ese momento no se había aliado).

En las fotos que se pueden encontrar en algunos medios de comunicación impresos de la época, se pueden apreciar a los dos jóvenes políticos abrazándose y estrechando una relación de camaradería al interior del recinto de San Lázaro, acompañados por otro diputado del Verde, Raúl Piña Horta.

Sin embargo, después del 2006 no se volvieron a frecuentar en espacios políticos. No fue hasta el periodo de 2015 a 2018 que volvieron a reunirse públicamente en las sesiones de la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago), puesto que Manuel Velasco fue gobernador de Chiapas de 2012 a 2018; mientras que Moreno lo fue -en Campeche- de 2015 a 2019.

No obstante, fue en el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012 a 2018) que sus encuentros ante el ojo público se hicieron más que evidentes, debido a que tanto el PVEM como el PRI se unieron la coalición para representar ante el electorado al exgobernador del Estado de México, quien pretendía con caras nuevas -como la de Moreno y Velasco- refrescar el panorama político mexicano.

En tales encuentros, se les pudo observar a Moreno y Velasco siempre sentados contiguamente, platicando e, incluso, riendo, por lo que siempre se señaló una cercanía y buena relación; misma que se mantuvo cuando el PVEM dejó la alianza con el PRI para volverse cercano a la Cuarta Transformación.

Pese a los años de evidente amistad, la ruptura podría ser más que evidente luego de la difusión de la llamada, ya que Velasco no solo es afín a los personajes priistas, sino también al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ya que el mandatario y su familia -especialmente su padre y abuelo- coincidieron en los años del priismo como única fuerza política en el país.

Ante el escándalo que representó el caso, el jefe del Ejecutivo Federal negó haber mandado “mensajes” o “amenaza” a Alito Moreno para que el PRI apoyara la Reforma Eléctrica: “No es cierto. Yo no me meto en eso”.