Al menos cuatro personas perdieron la vida luego de que un tren descarrilara por motivos desconocidos en la región de Baviera, en el sur de Alemania, cerca de uno de los puntos turísticos más concurridos del país. Además, otras 15 personas están en una situación grave. Las unidades de rescate debieron sacar a los 60 civiles que viajaban a través de las ventanillas.

Este viernes se produjo un grave accidente en Alemania, donde un tren regional se salió de las vías por causas que aún no están claras y provocó el fallecimiento de, como mínimo, cuatro pasajeros.

A bordo permanecían 60 personas, de las que 30 quedaron laceradas y una quincena está en estado grave y debieron ser trasladados a hospitales cercanos, informó la Dirección de Policía de Baviera Superior en Twitter.

El hecho sucedió al mediodía en Baviera –al sur del territorio- en el distrito de Garmish-Partenkirchen, en los Alpes alemanes. El ferrocarril, que se dirigía rumbo a Múnich, colisionó cerca de una popular estación de esquí y de senderismo.

La cadena regional ‘Bayerischer Rudfunk’ describió que el descarrilamiento fue a la altura de Burgrain y que derivó en que varios vagones volaran por el aire. Por su parte, el diario local ‘Muenchener Merkur’ dijo que muchos de los viajantes eran estudiantes.

Los medios detallaron que los servicios de rescate extrajeron a los pasajeros del interior del vehículo a través de la ventana. Del operativo participaron la policía, bomberos, las fuerzas armadas y seis helicópteros.

Rápidamente un portavoz del Ministerio del Interior alemán calificó el incidente como un “terrible accidente” y comunicó que la ministra Nancy Faeser ya estaba rumbo al lugar. Un vocero de la Policía notificó que la Fiscalía inició una investigación para esclarecer el marco de los sucesos.

Las imágenes difundidas a través de las redes sociales ilustraban a los vagones del tren de dos pisos enredados entre las ramas de los árboles, rodando cuesta abajo en un terraplén y a las personas siendo llevadas en camillas.

El canciller Olaf Scholz se expresó a través de su cuenta de Twitter y catalogó la noticia como “impactante” y las imágenes como “deprimentes”. “Se está haciendo todo lo posible para ayudar a los heridos, a quienes deseamos una pronta recuperación. Nuestros pensamientos están con los familiares”, agregó.

Hasta el momento no se reveló la identidad de los muertos ni tampoco el estado del conductor o si estaba contabilizado entre las víctimas.

El tramo de la línea ferroviaria que conecta Oberau y Garmisch-Partenkirchen está momentáneamente cerrado.

Este accidente se da dentro de un contexto donde el Gobierno alemán estableció un boleto de bajo costo desde el 1 de junio, lo que dio lugar a que aumentara fuertemente el número de pasajeros.