Reclaman los habitantes de Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, municipio de Mezquitic y Bolaños, que en 1718 la Corona Española mediante título virreinal les adjudicó este territorio 

Por: Mildra Benítez Robledo  

Tepic, Nayarit; lunes 6 de junio del 2022.- Desde hace cientos de años, Nayarit y Jalisco han mantenido un conflicto limítrofe, pues ambos se adjudican una superficie de 10 mil 500 hectáreas, las cuales están en posesión actualmente de los ganaderos de Huajimic, municipio de La Yesca, mismas que reclaman los habitantes de Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, municipio de Mezquitic y Bolaños, respectivamente, quienes afirman que en 1718 la Corona Española mediante título virreinal les adjudicó este territorio que para ellos es tierra sagrada, sin embargo poco a poco fueron invadidas por los nayaritas.

Ante ello, en 1917 derivado de las movilizaciones y exigencias respecto a la restitución de sus tierras el 20 de mayo fue asesinado el comisariado saliente de Bienes Comunales de San Sebastián,  Miguel Vasquez Torres que llevó a cabo una lucha incansable por recuperar lo que consideran es de ellos.

En 1948, los pueblos jalisciense solicitaron al Estado mexicano el reconocimiento formal de su propiedad, el cual basándose en el título Virreinal fue otorgado mediante una resolución presidencial el 15 de julio 1953, mismo que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 19 de septiembre del mismo año en la que se establecía que San Sebastian tiene una superficie de 240 mil 447 hectáreas, dentro de las que se encuentra el área en pugna, sin embargo este no fue devuelto.

El tema fue retomado en 2007 cuando dicha comunidad interpuso demandas ante el Tribunal Unitario Agrario Distrito 16 con sede en Guadalajara, Jalisco, el cual emitió 12 sentencias judiciales a su favor y con la finalidad de evitar conflictos sociales en la zona de Huajimic en este mismo año, también iniciaron el acercamiento con la extinta Secretaría de Reforma Agraria, ahora Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), para que este caso fuera considerado parte del programa denominado Conflicto Social  del Medio Rural (Cosomer).

Pese al fallo que lograron a su favor, el gobierno mexicano no ha alcanzado acuerdos económicos con los ganaderos que mantienen ocupado el sitio. En este momento existen 14 expedientes en la etapa de ejecución, sin embargo los tribunales se han negado a aplicarlos, denuncian los pobladores de San Sebastián.

En mayo del 2018 y como forma de presión los Wixárikas cerraron totalmente el acceso carretero a 35 comunidades y suspendieron clases en el mismo número de planteles educativos de la zona norte de Jalisco. De igual manera prohibieron el paso a candidatos, representantes de partidos y autoridades electorales, pero no lograron que se les solucionara el problema.

A raíz de esta situación el pasado 25 de abril los indígenas afectados de los ejidos mencionados, decidieron emprender hacia Palacio Nacional la caminata denominada “Caravana de la Dignidad y Conciencia Wixárica” con la finalidad de entrevistarse con el presidente de la República, Andrés Manuel Lopez Obrador, para solicitarle su intervención en la devolución inmediata de sus tierras comunales.

El pasado 30 de mayo, lograron entrevistarse con el Ejecutivo Federal, quien a su vez  prometió que sus tierras serían devueltas, según posteo el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, a quien le contestó el secretario de gobierno, Juan Echeagaray, que Nayarit,  peleará cada centímetro de tierra y solicitó que el conflicto no se politice y sea  el Tribunal Agrario el  que resuelva.