El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el próximo jueves 9 de junio encabezará una reunión de gabinete en Santa María Huatulco, Oaxaca, para coordinar acciones del gobierno federal para la atención de la población ante el embate del huracán Ágatha, que dejó 9 muertos y 4 desaparecidos.

El viernes, adelantó el mandatario federal, va a encabezar la reunión de seguridad de su gabinete en Oaxaca y el fin de semana supervisará obras para la reconstrucción de la entidad.

“No voy a asistir a la cumbre, va en mi representación y del gobierno Marcelo Ebrard y no voy a la cumbre porque no se invita a todos los países de América y yo creo en la necesidad de cambiar la política que se ha venido imponiendo desde hace siglos, la exclusión, el querer dominar sin razón alguna, no respetar la soberanía de los países.

“No puede haber cumbre de las Américas si no participan todos los países del continente americano, o puede haber, pero nosotros consideramos que es seguir con la vieja política de intervencionismo, de falta de respeto a las naciones y sus pueblos”, argumentó López Obrador en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

Con esta acción, queda descartada la participación del mandatario mexicano en la Cumbre de las Américas que desde hoy tiene lugar en Los Ángeles, California, y que encabeza su homólogo, Joe Biden.

El presidente de la República achacó que su homólogo fue presionado por el Partido Republicano y por líderes políticos de la comunidad cubana en aquel país y que tienen mucha influencia en el gobierno de Estados Unidos.

“Están actuando con odio y no quieren la hermandad de los pueblos y están haciendo sufrir mucho a un pueblo abnegado”, consideró AMLO.

Ayer, de acuerdo con Bloomberg, el presidente estadounidense se habría decantado por excluir a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, pese a los intentos de López Obrador de que no excluyera a ningún país.

En lugar del presidente López Obrador, será el canciller, Marcelo Ebrard, quien acuda al encuentro entre los países del continente.

La elección de Estados Unidos se basa en preocupaciones sobre la falta de democracia y respeto por los derechos humanos en Cuba, Venezuela y Nicaragua, dijeron las personas con conocimiento del tema.