Se trata de un Boeing 787-8 Dreamliner y un jet ejecutivo Gulfstream G650ER cuyo paradero se desconoce, bajo alegato de que fueron utilizados en violación de las sanciones a Rusia.

Estados Unidos ordenó este lunes la incautación de dos aviones pertenecientes al oligarca ruso Roman Abramovich, alegando que fueron utilizados en violación de las sanciones a Rusia impuestas tras la invasión a Ucrania.

El Departamento de Justicia sostuvo en documentos legales que las dos aeronaves, un Boeing 787-8 Dreamliner y un jet ejecutivo Gulfstream G650ER, volaron a territorio ruso sin respetar los controles de exportación estadunidenses fijados el 2 de marzo para aviones fabricados en Estados Unidos.

Los aparatos, valorados en más de 400 millones de dólares, son de origen estadunidense y su propietario, el magnate ruso exdueño del club de fubtol Chelsea, los llevó a Rusia en marzo sin solicitar una licencia especial de reexportación, según las autoridades estadunidenses.

Los controles de exportación y reexportación de Comercio son fuertes y deben respetarse. Son un componente crítico de la estrategia de Estados Unidos para privar a Rusia de los medios para alimentar su guerra ilegal”, explicó a periodistas el fiscal Andrew Adams.

Adams dirige un nuevo grupo de trabajo del Departamento de Justicia bautizado como “KleptoCapture”, encargado de investigar y procesar las violaciones de las sanciones adoptadas contra Moscú desde la invasión de Ucrania y de organizar la incautación de los bienes de los oligarcas.

Los objetivos a corto plazo (…) son demostrar una fuerte aplicación del régimen de sanciones, incentivando a las personas cercanas al Kremlin a distanciarse del Estado ruso a medida que continúa intensificando la guerra”, añadió Adams durante una teleconferencia.

El Departamento de Justicia no dijo dónde se encuentran actualmente los dos aviones.

Se cree que ambos están fuera del alcance de los funcionarios estadunidenses, en Rusia y, en el caso del Boeing, posiblemente en Dubai, según informes de prensa.

Tomaremos medidas para llevar a cabo la incautación y estaremos atentos para ver si cambian de jurisdicción”, dijo Adams.

La orden de incautación describe en detalle cómo Abramovich controla los dos aviones a través de una serie de compañías ficticias.

La medida de este lunes, anunciada por la división de Nueva York del Departamento de Justicia, apunta a uno de los multimillonarios rusos más ricos, que ya se vio obligado a vender el club de futbol inglés Chelsea tras la invasión de Ucrania el 24 de febrero por parte de Moscú.

Abramovich no ha sido colocado en la lista de personalidades sancionadas por Estados Unidos.