Al 3 de junio de 2022, en el Instituto Mexicano del Seguro Social se han efectuado 486 donaciones y mil 147 trasplantes de órganos y tejidos.

Cuando morimos de forma inesperada existe la posibilidad de honrar nuestra vida regalando una parte de nosotros a alguien que lo necesita para seguir viviendo. 

Hoy 6 de junio se conmemora el Día Mundial de los Pacientes Trasplantados. Al 3 de junio de 2022, en el Instituto Mexicano del Seguro Social se han efectuado 486 donaciones y mil 147 trasplantes de órganos y tejidos; de estos, 487 son de riñón, 456 de córnea, 167 de células progenitoras hematopoyéticas, 26 de hígado y 11 de corazón. 

Un ejemplo de ello es el caso de David Cisneros de 32 años, un ingeniero en sistemas con 2 hijos de dos y seis años, quien fue declarado con queratocono, visión borrosa en córnea con complicación gradual. Él solo veía con el ojo izquierdo. 

Empezó con una pequeña mancha, como cuando uno ve en un carro el vidrio empañado, empezamos así, con una pequeña mancha, se fue incrementando al grado de ya no tener la visión”

El doctor Arturo Carrasco, jefe de Oftalmología del Hospital de Especialidades Siglo XXI del IMSS explicó que David llegó con una visión muy limitada por lo que fue valorado integralmente tanto sistémico como oftalmológicamente y se ingresó a una lista de espera. 

Gracias al compromiso de miles de mexicanos que donan sus órganos cuando fallecen y el trabajo de los médicos especialistas del Instituto Mexicano, David tuvo una oportunidad de seguir viviendo. 

Más que nada es miedo de no saber a dónde vas, realmente a mi me pasó en la cabeza el no saber si vas a regresar, yo literal lo puse en las manos de todos los doctores, de todo el equipo de trabajo. No sabía si iba a despertar y en ese momento recopilas toda la información, todo lo que has vivido”, comentó el paciente. 

El trabajo de los médicos del IMSS es preciso, no hay margen de error. El doctor Arturo Carrasco comentó: “Un trasplante de córnea es la sustitución de la capa más externa del ojo la transparente que por alguna causa está opaca o dañada o enferma y se cambia más o menos 7 u 8 milímetros de esa córnea y pone una córnea sana de un paciente que falleció y donó esa córnea”.

La intervención quirúrgica fue todo un éxito. David dijo que terminando la cirugía, cuando abrió los ojos lo primero que  pensó fue en terminar todos los proyectos que dejó inconclusos. 

Luego del trasplante siguen los cuidados para evitar complicaciones. La doctora Priscila Cruz, oftalmóloga del Hospital Siglo XXI explicó: “Una vez que se realiza un trasplante de córnea nosotros tenemos que verlo inmediatamente, al día siguiente, y posteriormente de manera muy estrecha cada semana máximo cada mes para poder darle el seguimiento”. 

El llamado es a donar y a darle a alguien la oportunidad de vivir. 

David y su familia se comprometieron a apoyar a quién lo necesite: “Toda mi familia está con el chip, con el tema de si algún día nos pasa algo en la calle, ahora hay que donar, si algún órgano de nuestro cuerpo le funciona a otra persona, adelante. Antes en mi familia esos comentarios no eran temas de plática, ahora lo son a raíz de que yo recibí un trasplante mi familia tomó esa decisión”. 

Para ser donador voluntario de órganos y tejidos se puede consultar la página de del Centro Nacional de Trasplantes: https://www.gob.mx/cenatra/ o ingresar a www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos donde pueden acreditarse como donantes. Todos los procedimientos en el Instituto se realizan bajos estrictos protocolos para evitar infecciones como el covid-19, entre otras.