Con cara tierna y enojada nació una tortuga albina de Galápagos en un zoológico de Suiza. Sí, además aseguran que es la primera que se ve, ya que nunca se había observado una así en cautiverio o en su hábitat natural.

Fue a través de sus redes sociales oficiales que el zoológico suizo Tropiquarium de Servion dio a conocer el nacimiento de una tortuga gigante de Galápagos en su recinto, con la grandísima particularidad de que este ejemplar es albina.

“Las nuevas tortugas gigantes de las Galápagos – Geochelone nigra – se han instalado en su nuevo hogar no lejos de sus padres, lo están haciendo bien y con mucha energía. Puedes venir al Tropiquarium a descubrirlas y observar este nuevo fenómeno de la naturaleza, ¡nuestra pequeña tortuga albina gigante!, anunciaron con bombos y platillos en su página oficial de Facebook.

Es la primera que se observa en el mundo

Esta tortuga albina de Galápagos es la primera que se ve en el planeta, ya que no se ha observado antes en cautiverio y en la naturaleza, o al menos eso señaló el dueño del zoológico, Philippe Morel a AFP.

“Es una bendición”, agregó el propietario del recinto que se encuentra en Lausana, al oeste de Suiza, donde los visitantes ya pudieron ver al tierno ejemplar junto a su madre.

Por ahora, esta tortuga albina pesa más o menos cincuenta gramos y cabe en la palma de una mano, pero puede llegar a pesar 200 kilogramos cuando esté adulta. Cabe señalar, además, que en cautiverio pueden llegar a vivir hasta 200 años.

Y para acabar, Philippe Morel también comentó que en su hábitat natural esta tortuga quizá solo viviría unas semanas, ya que por su color llamaría mucho la atención de depredadores.