El director de Salud Pública aseguró que después de que se detectó el primer caso en Puerto Vallarta, se mantiene una alerta permanente en hospitales y consultorios para detectar y frenar esta enfermedad 

Por Verónica Ramírez

Bahía de Banderas, jueves 9 de junio del 2022.- Refuerza el sector salud de Nayarit, la vigilancia epidemiologia en la zona de Bahía de Banderas, así como el resto de los municipios, tras el primer caso de viruela símica conocida como viruela del mono en Puerto Vallarta, Jalisco.

Hay una alerta permanente en hospitales y consultorios para detectar caso y frenar de inmediato un posible contagio, detalló el Director de Salud Pública, Fernando López Flores.

“No tenemos ningún caso local, sin embargo, ante esta situación hay una vigilancia epidemiológica de casos sospechosos de esta enfermedad y por ello, se está reforzando en todo el Estado la vigilancia.

Recordó que en el país se tiene solo dos casos confirmados de este tipo de viruela, ambos son “importados” porque los contagiados son personas residentes del vecino país del norte.

La instrucción dictada a todo el personal para que, en cualquier área médica, consultorio, unidad de salud u hospital que tenga un caso sospechoso de este tipo de enfermedad, de la viruela sísmica, lo tiene que reportar a la unidad sanitaria correspondiente. De ahí se hará el estudio del caso y de los contactos para evitar una transmisión de este virus a otra población.

“En todas las unidades de salud está la vigilancia epidemiológica y obviamente reforzada en el municipio de Bahía de Banderas, aunque en todo el estado se lleva a cabo porque existe la posibilidad de que ocurra en cualquier parte”, explicó López Flores.   

Agregó que las personas infectadas por la viruela del mono presentan diversos síntomas en dos fase, en la primera de ella que se da durante los primeros cinco días, el paciente inicia con fiebre, dolor de cabeza intenso, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor a nivel lumbar y muscular así como agotamiento.

En la segunda fase, aparecen lesiones en la piel como una especie de manchitas rojizas que aparecen principalmente en la cara y palmas de las manos y plantas de los pies, las cuales se diseminan por el cuerpo y luego se inflaman, se llenan de pus y finalmente se secan y se hacen costras, todo ese proceso dura de tres a cuatro semanas.

Finalmente, recomendó a la población que, ante cualquier sospecha o síntoma, acudan a las unidades de salud para su revisión.