Jason Alexander se infiltró en el lugar y reveló algunos detalles a través de una transmisión en vivo; al final fue detenido.

Britney Spears tuvo un momento de entusiasmo al celebrar su matrimonio con Sam Asghari después de las luchas legales por su independencia profesional y algunas noticias desgarradoras en la vida personal.

Sin embargo, su exesposo Jason Alexander aprovechó el momento para sabotear la boda de ‘La princesa del pop’, ya que se escabulló al evento y comenzó a transmitir en vivo para filtrar los detalles de los preparativos.

En el video se observa el lugar donde se llevaría a cabo la tercera boda de Britney Spears, el cual estaba decorado con telas en tonos rosados y un arco de flores donde dirían los votos matrimoniales la cantante y Sam Asghari, con quien la cantante tendría un bebé, pero sufrió un aborto espontáneo.

Mientras se filtraban los elementos principales de la fiesta, algunos usuarios criticaron en los comentarios la actitud de Jason Alexander.

Oh, Dios mío (OMG, por sus siglas en inglés)”, “Estoy tan espantado” y “Vas a ir a la cárcel, hombre”, fueron los comentarios de los usuarios. 

Alexander, de quien se divorció la cantante en 2004, ingresó a una estancia que parecía ser el interior de la casa en Thousand Oaks de la intérprete de la canción ‘Toxic’

Finalmente, la policía de Los Ángeles, Estados Unidos, logró capturar al infiltrado después de entrometerse en un evento privado.