Coatzacoalcos, Ver. Las fuerzas armadas tendrán a su cargo los proyectos estratégicos del país para evitar que zopilotes puedan hacerse de ellos, enfatizó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

No vamos a estar nosotros trabajando, invirtiendo, para que luego vengan los zopilotes a quedarse con lo que es del pueblo de México. Eso ya se acabó, ya no queremos política neoliberal o neoporfirista. Lo de México es de los mexicanos, aseveró al encabezar ayer la supervisión del avance en la modernización del puerto de esta ciudad, pieza central para el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, que conectará el Golfo con el Pacífico.

Sólo estas corporaciones, consideró, podrán garantizar el cuidado de este patrimonio, para que en un futuro no sea privatizado. Así gestionarán, entre otros proyectos, el Tren Maya, el Corredor del Istmo, de los aeropuertos Felipe Ángeles, de Palenque, de Tulum y de Chetumal.

En febrero pasado la administración de López Obrador anunció la creación de una empresa de la Secretaría de la Defensa Nacional –la Olmeca Maya Mexica–; y el sábado, en Salina Cruz, al otro extremo del istmo, dio a conocer que habrá una para la Marina.

“Esta decisión porque no queremos, toco plástico como si fuese madera –dijo mientras golpeaba con el puño el atril–, no queremos que esto pase a las empresas particulares, no queremos privatizaciones. ¿Quién puede cuidar este patrimonio de los mexicanos? A los marinos de México les vamos a dejar esa empresa. Como el Tren Maya, el AIFA y otros proyectos a la Sedena”.

Desde esta histórica ciudad, que se encuentra en medio de festejos por los 500 años de su fundación, y donde la leyenda dice que muchos años antes Quetzalcóatl se embarcó prometiendo regresar, el Presidente destacó la importancia de que el país produzca lo que consume, particularmente ante una situación geopolítica enmarcada por la invasión de Rusia a Ucrania.

Frente a una crisis lo que protege es que se produzca lo que consumimos. Si estamos produciendo gasolinas y diésel, si tenemos energía eléctrica y alimentos, podemos enfrentar cualquier calamidad.

Subrayó que aunque no les guste a sus opositores, se empeñará en fortalecer a las empresas fundamentales del Estado, como la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos.

Decenas de personas llegaron de distintos barrios hasta las instalaciones del puerto, a lado del río Coatzacoalcos, y entre ellas destacaba una niña que jugueteaba con un peluche de la figura del mandatario. Ante ellos, López obrador indicó que, en el caso de los combustibles, su gobierno ha impulsado la industria petrolera, logrando duplicar la producción nacional a diferencia del periodo neoliberal, lo que ha permitido que el costo de la gasolina sea menor en México que en Estados Unidos pese a la inflación.

Horas más tarde, tras visitar la refinería de Minatitlán, vecino a Coatzacoalcos, el presidente informó en Twitter que para la rehabilitación de las seis refinerías que existían antes de su gestión se han invertido 37 mil millones de pesos.

Previamente, en el acto, dijo que la apuesta para la autosuficiencia de México en este campo se suma la construcción de la de Dos Bocas y la compra de la de Deer Park, en Texas.

Relevante para la conexión del istmo será la línea férrea –de carga y pasajeros– que conectará los 323 kilómetros que separan ambos puertos en éste, el punto geográfico más estrecho entre el Golfo y el Pacífico.

En 1907, el presidente Porfirio Díaz inauguró el Ferrocarril Nacional de Tehuantepec y las terminales Salina Cruz y Puerto México (como se llamó entonces a Coatzacoalcos). A 115 años de distancia, con este proyecto se pretende retomar esa ruta y se estima sea inaugurada este año.

En el pasado, Europa concentraba el transporte marítimo, pero hoy es distinto, ya despertó esa región (Asia), sobre todo China. Y ahora 70 por ciento de mercancías llegan por el Pacífico y sólo 30 por ciento por el Atlántico.

Antes, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, destacó que la inversión extranjera ha crecido para la entidad gracias al proyecto.