Luego de que la alianza Va por México, integrada por PRI, PAN y PRD, anunciara que rechazará todas las reformas constitucionales enviadas por el Ejecutivo, el presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionó la medida y los llamó a no cobrar “si no van a legislar”.

En conferencia en Palacio Nacional, el mandatario criticó nuevamente a la oposición por la moratoria constitucional que Va por México presentó el pasado 9 de junio con el objetivo de anunciar que no se aprobará ninguna iniciativa de reforma constitucional.

Si no van a legislar, que no vayan a la Cámara de Diputados ni a la de Senadores, que no cobren y pidan licencia, porque están declarando que no van a aprobar nada de lo que nosotros vamos a proponer y resulta que el Ejecutivo tiene la facultad de presentar iniciativas de reformas”, les reviró esta mañana López Obrador.

El mandatario aseguró que la moratoria constitucional que impulsaron los líderes del PRI, Alejandro Moreno; del PAN, Marko Cortés; así como del PRD, Jesús Zambrano, perjudica a la ciudadanía.

De acuerdo con Va por México, la moratoria constitucional consiste no sólo en no aprobar modificaciones constitucionales planteadas por el presidente, sino también que los legisladores en dependencias y órganos de Gobierno, así como en comisiones y grupos de trabajo sólo participarán para lo indispensable “para dar curso y trámite al proceso legislativo”.

Asimismo, tanto diputados como senadores deberán “impedir” que se avalen reformas que “violen la Constitución”.

Va por México aclaró que si bien en lo que se refiere a las reformas constitucionales no avalará nada, sí se impulsarán iniciativas a la ley secundaria.