El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, pasará por un periodo de prueba que alrededor de seis meses antes de que comience el procesamiento de barriles, cuyo objetivo diario es de 340 mil.

Durante la conferencia mañanera, el jefe del Ejecutivo aclaró que esta primera etapa ocurrió también cuando se construyó la última refinería en Salina Cruz hace poco más de 40 años.

“La iniciaron y llevó como seis, ocho meses, que ya empezaba a producir de manera óptima. Nosotros vamos a iniciar un proceso el día primero, que va a llevar posiblemente seis meses para que ya tengamos capacidad para procesar 340 mil barriles diarios y también porque el propósito es no comprar las gasolinas en el extranjero.

“La lección, esto para los jóvenes, es que se logre la autosuficiencia energética y la autosuficiencia alimentaria, producir en México lo que consumimos”, abundó.

En su conferencia mañanera, el jefe del Ejecutivo federal también anunció que, como parte de este plan energético para alcanzar la autosuficiencia en la materia, se construirá otra coquizadora en la refinería de Salina Cruz, cuyo inicio de trabajos “resolveremos” esta semana.

Reiteró que, en lo que va de su gobierno, se han invertido 37 mil millones de pesos en la rehabilitación de las refinerías que hay en el país. Asimismo, recordó que la coquizadora de la refinería de Tula se concluirá para finales del año próximo.

“Para procesar combustóleo y producir gasolinas, porque la gasolina tiene más precio que el combustóleo, se deja de contaminar”, aseveró.