Anunció que pese a que Va por México rechazó aprobar cualquier reforma del Ejecutivo, él cumplirá con sus deberes; iniciativas político-electoral, de la Guardia Nacional y para eliminar el horario de verano, las que mandará al Congreso

Si el bloque opositor en el Congreso de la Unión no quiere legislar “ni modo”, pero yo como jefe del Ejecutivo federal no dejaré de cumplir con mi función, pues al fin y al cabo “la gente se da cuenta de todo”, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Bajo esta aclaración, el mandatario adelantó que la próxima semana hará llegar al Congreso de la Unión la iniciativa de ley para que se elimine el horario de verano en el país, luego de que estudios médicos acreditaron afectaciones en la salud de las personas y de que, con base en una encuesta realizada por la Secretaría de Gobernación, el 71 por ciento de los mexicanos está a favor de ello.

Yo sí voy a seguir enviando iniciativas al Congreso, porque tengo que cumplir, por ejemplo, voy a enviar la iniciativa para que ya no haya el cambio de horario, ya la semana próxima, a cualquiera de las Cámaras (…) tengo una encuesta, le preguntamos a la gente y ya la semana que viene la voy a enviar, si no quieren votar o la rechazan, pues ni modo, pero ya cumplí”, señaló ante los medios de comunicación.

Al anunciar que en breve se darán a conocer los detalles de la encuesta realizada por la Secretaría de Gobernación la semana pasada, López Obrador se pronunció a favor de que la eliminación del horario de verano en el país sea a través de una reforma a alguna ley secundaria y no por un decreto.

También reiteró que en el menor tiempo posible remitirá a alguna de las Cámaras las iniciativas de reforma constitucional relativas a la Guardia Nacional y al tema electoral.

El presidente insistió en su crítica a la alianza Va por México, integrada por PRI, PAN y PRD, la cual en días pasados informó que no respaldaría ninguna iniciativa de reforma constitucional enviada por el Ejecutivo federal

En tono irónico, López Obrador consideró que el PRI, el PAN y el PRD actúan como promotores de la Cuarta Transformación de México, ya que en la actualidad los ciudadanos “están muy despiertos”, no quieren a los dirigentes que no actúan con principios; sobre todo aquellos que no respaldaron en su momento la pensión universal para las personas de la tercera edad.