Pioneros en inteligencia artificial y su aplicación en la vida cotidiana, el francés Yann LeCun, el canadiense Yoshua Bengio y los británicos Geoffrey Hinton y Demis Hassabis, fueron galardonados este miércoles en España con el premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

LeCun, Bengio y Hinton “son considerados los padres de una técnica esencial de la inteligencia artificial”, mientras que Hassabis ha sido clave en su aplicación en “numerosas disciplinas científicas”, señaló el jurado de este premio convocado por la Fundación Princesa de Asturias, la heredera al trono español.

“Sus aportaciones al desarrollo del aprendizaje profundo (‘Deep Learning’) suponen un gran avance en técnicas tan diversas como el reconocimiento de voz, el procesamiento del lenguaje natural, la percepción de objetos, la traducción automática” o los diagnósticos médicos, indicó el acta.

Por la amplitud de las disciplinas en las que sus avances son aplicados, “su impacto actual y futuro en el progreso de la sociedad puede ser calificado de extraordinario”, agregó el jurado.

Por sus aportes en el campo de la inteligencia artificial, LeCun, Hinton y Bengio ganaron en 2018 el premio Turing, considerado el Nobel de los informáticos.

Los premios Princesa de Asturias, instituidos en el año 1981, están dotados con 50.000 euros (unos 52 mil 400 dólares) y una escultura diseñada por el fallecido artista catalán Joan Miró.