Para nadie es un secreto que los doggos son unos animalitos sumamente curiosos, y siempre les gusta estar explorando cualquier lugar para encontrar cosas, es parte de su forma de ser. Sin embargo, esto no siempre es bueno, porque de repente pueden hacer una que otra travesura sin querer queriendo. –como dicen por ahí–, justo como lo que pasó con un perrito que incendió su casa mientras sus dueños no estaban… sí, así como lo leyeron.

Este perrito quemó su casa sin querer y le metió un susto a sus dueños

todo esto ocurrió el pasado 10 de junio en la ciudad de Parkville, Missouri. Resulta que un perrito se quedó solo en su casa, algo completamente normal, pero todo cambió cuando paseaba por la cocina, ya que encontró algo que olía muy bien. Al acercarse a la estufa se dio cuenta de que había un sartén con comida y de la nada, todo a su alrededor se empezó a incendiar.

Después de revisar qué delicia habían dejado sus dueños para que él pudiera papear, el doggo se alejó y fue a dar una vuelta más por su hogar. Sin embargo, en el video grabado por la cámara de seguridad se puede ver cómo de repente comenzó a salir humo del sartén y como si se tratara de un truco de magia, se prendió en fuego. A continuación les dejamos el video para que lo chequen:

Resulta que el doggo, sin querer, activó los controles y encendió un quemador. Ahora bien, el sartén que tanto le llamó la atención, todavía tenía comida de la noche anterior y se encontraba encima del quemador que el lomito activó, pero lo que hizo que se prendiera fue la grasa que había en el sartén. Así que ojo, pongan atención acá porque no queremos que les pase algo similar con sus peludos.

Afortunadamente, el perrito y otro peludo salieron sanos y salvos de esta terrible experiencia, pues los bomberos llegaron a tiempo tras recibir una llamada de los vecinos y lograron rescatarlos antes de que el fuego se convirtiera en algo más serio. Y quizá en este punto se estén preguntando, ¿por qué se incendió la cocina? Bueno, pues aunque no lo crean, la respuesta es mucho más sencilla de lo que parece.