*Esta especie de araña es tranquila a pesar de lo peligrosa que es su mordedura.

La temporada de lluvias en el país suele traer consigo la aparición de la araña violinista. Te decimos todo lo qué necesitas saber sobre este arácnido y así prevenir su mordedura, que puede ser mortal.

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguran que la araña violinista prolifera cuando aumentan las temperaturas y el calor se combina con la humedad. Por eso no es extraño encontrar a estas arañas escondidas en nuestros hogares.

Si bien esta especie de araña suele ser tranquila, su mordedura puede ser mortal. Por ello, te decimos todo lo que necesitas saber sobre la temporada de araña violinista en México.

¿Cuándo inicia la temporada de la araña violinista?

Como se mencionó previamente, las arañas violinistas proliferan en las temporadas de calor, cuando suelen aparearse. Por ello, es más común que haya avistamientos de estos arácnidos durante los meses de mayo, junio y julio.

¿Cómo identificar a una araña violinista?

De acuerdo con los expertos, hay tres características fundamentales para distinguir a la Loxosceles laeta, o araña violinista, a simple vista:

  • *Su color es café o gris.
  • *Sus seis ojos.
  • *Sus ocho patas. Las traseras son más largas que el resto.

Más a detalle, en la parte dorsal, las arañas violinistas tienen un patrón que parece un violín, por lo que popularmente se les conoce con ese nombre.

¿Dónde se encuentran normalmente en una casa?

Las arañas violinista suelen encontrarse en lugares polvorientos y oscuros, como pueden ser bodegas, áticos o lugares dónde se acumulen objetos.

¿Qué hacer si te muerde una araña violinista?

Estas arañas pueden llegar a morder sin que las personas lo noten ya que en muchas ocasiones no se presenta dolor, por lo que los síntomas suelen confundirse con una infección cutánea o con la picadura de otro insecto.

No obstante, la mordedura de la araña violinista se transforma en una llaga de color morado con los contornos rosados.

Es importante lavar la zona de la mordedura, aplicar hielo y acudir a la clínica más cercana para que los doctores brinden la atención médica pertinente.