En el marco de la fiesta de Corpus Cristi, fieles católicos realizaron una peregrinación por la paz, en medio de la violencia estructural que se vive en San Cristóbal de las Casas, llevando al santísimo a cuestas.

La trayectoria de los católicos fue Iglesia de Guadalupe, crucero a Tenejapa, al peje de oro, cuxtitalli las delicias y concluyó en la parroquia de inicio. Los caminantes, portaban banderas blancas, así como cruces de madera.

“Cuando hay violencia se ha perdido la conciencia de que somos seres humanos” por lo que hizo un llamado a recuperar la dignidad de seres humanos, que somos personas e hijos de dios, por lo que pidió escuchar la voz de Dios en su 5º mandamiento: No mataras”, expresó el párroco, Marcelo Pérez, quien encabezó la marcha.